Compartir

A prácticamente nadie se le escapará que nos ha tocado vivir en una época en la que las redes sociales ocupan un tiempo considerable de nuestras vidas. El hecho de que cada vez haya más información acerca de nosotros mismos volcada en el “limbo” de la red de redes, ha convertido nuestros perfiles personales o profesionales en un imán para malhechores o para gente con intenciones “dudosas”, en el mejor de los casos. Es por eso que las compañías responsables de dichas redes, como Facebook, suelen tener la seguridad entre sus prioridades más apremiantes.

Y es precisamente de una nueva medida de seguridad de la compañía del señor Zuckerberg de lo que queremos hablaros hoy.

Facebook podría perdite un ‘selfie’ para identificarte

Efectivamente, según ha corrido como la pólvora desde el día de ayer, Facebook estaría implementado (tal vez de forma escalonada) un nuevo sistema de seguridad para los perfiles de usuario. Al parecer, algunos usuarios ya han recibido un mensaje para verificar sus cuentas como el que se muestra en la imagen bajo estas líneas.

Facebook pide selfie

Como vemos, a este usuario la aplicación de Facebook le está pidiendo que suba una foto en la que se vea claramente su cara, para proceder a una verificación. Además, la petición va acompañada de un mensaje sobre la privacidad, que señala que después de que se coteje la imagen que se suba, se eliminará de los servidores de la compañía de forma permanente.

Según ha declarado la propia compañía al medio Wired, esta verificación se realizaría cuando se detectase que una cuenta realiza “actividades sospechosas”. Dentro de ese grupo de actividades, entendemos que se encuadraría comportamientos poco habituales de un perfil, como solicitudes de amistad “extrañas”, usos desde ubicaciones muy lejanas en lapsos de tiempo cortos o creación de anuncios de pago, por ejemplo.

Facebook

Desde Facebook aseguran que tanto la identificación y detección de actividades sospechosas como el cotejo de la imagen que subamos para verificar nuestra identidad, son procesos automatizados; es decir, que no habrá una comprobación humana al momento de subir nuestro selfie y que es posible, aun estando nosotros mismos utilizando nuestro perfil, que el sistema detecte una actividad inusual.

También han dicho que la imagen que se suba debe ser “única”. No se dan demasiados detalles al respecto, pero con “única” podrían referirse a que no se ha subido nunca a Facebook antes. El problema, sin saber exactamente cómo funciona el método, radicaría a mi entender en que yo podría tener muchos selfies míos en mi móvil, que nunca he subido a Facebook antes, de tal forma que alguien que tenga mi móvil pueda burlar esta verificación simplemente subiendo una de esas fotos que ya tengo hechas.

Como digo, desconozco si hay algún parámetro más a tener en cuenta, como la antigüedad de la foto, por ejemplo. O también podría idearse un sistema que te “obligue” a tomar la fotografía en ese preciso instante, no a subir una desde tu teléfono. En cualquier caso, insistimos, no se ha detallado este extremo.

La importancia de la seguridad

Es evidente que toda medida de seguridad en internet es poca, así que siempre está bien que aparezcan nuevas formas de verificar nuestra identidad. En los dispositivos móviles más modernos ya es un poco más complicado que alguien tenga acceso a las interioridades de nuestros teléfonos (y, con ello, a los perfiles de nuestras redes en ellos alojados), pues con sencillas medidas como el sensor de huellas dactilares se pueden bloquear las aplicaciones, o el mismo uso del teléfono. Y otro tanto podríamos decir de las medidas de reconocimiento facial tridimensional, como el Face ID del iPhone X.

Facebook

Sí, ya sabemos que no es infalible, pero es un escollo más en el camino de quien no tiene las mejores intenciones y que podría lucrarse o hacernos, sencillamente, mucho daño teniendo acceso de nuestro perfil de Facebook.

También podría interesarte: Huawei Nova 2s se deja ver en nuevas imágenes.

“Treintaypicoañero” y eterno estudiante. Juntaletras primerizo. Aficionado a la tecnología, a los videojuegos, al cine, a la lectura y a otras muchas cosas, en especial si están relacionadas con el ocio.