Compartir

Hacia mediados del pasado mes de octubre, mi compañera Lorena compartió con vosotros los primeros indicios de la existencia del Xiaomi Mi 6C. No debería extrañar a nadie que vaya a lanzarse este dispositivo, puesto que no es el primer teléfono “C” que pone en el mercado la compañía china. Como en el caso del Xiaomi Mi 5C, estamos ante una versión “recortada” con respecto al “tope de gama” que ya conocemos, pero que este año parece que seguirá más los pasos de su hermano mayor en cuanto a diseño. Encontraréis más detalles al respecto bajo estas líneas.

El Xiaomi Mi 6C podría mostrarse el próximo mes

O al menos eso se apunta desde el medio chino My Drivers. Efectivamente, junto a sus nuevas iteraciones de otra de sus familias icónicas, la Redmi (ya sabéis, los nuevos Redmi 5, Redmi Note 5 y la nueva línea Redmi Y), la compañía asiática tendría también a punto este Xiaomi Mi 6C. Tan a punto que podría ser mostrado e incluso lanzado el mes próximo, lo cual podría ser muy interesante de cara a la campaña navideña, con vistas a hacer o hacerse un regalo.

¿Qué nos presentaría este Xiaomi Mi 6C?

Lo primero que nos entra por los ojos, es decir, su apariencia estética, se mantendría más o menos en la línea del Mi 6, pero con un par de modificaciones que seguro encantarán a los amantes de las líneas de diseño más modernas: la pantalla “infinita”, que hace desaparecer casi por completo los marcos frontales y la adopción de la relación de aspecto 18:9, que ya bastantes topes de gama han introducido. Como prueba de ello, parece ser que el sensor de huellas dactilares se desplazaría al reverso, por no contar ya con espacio en el frontal.

Estos cambios estéticos traerían consigo también un aumento del tamaño del panel con respecto al Mi 6, que crecería hasta las 5,65 pulgadas (en el Mi 6 era de 5,15 pulgadas). Se desconoce por el momento si habrá también un aumento en la resolución, aunque parece a priori poco probable.

Mi 6 Frontal y Trasera
Xiaomi Mi 6

En el procesador habría una sorpresa, porque desde la fuente se apunta a que podría montar el Surge S2, de fabricación propia. Allá por el mes de agosto ya os contamos que los tiros podrían ir por aquí. A falta de conocer todos los detalles técnicos y de fabricación del microchip de Xiaomi, lo que se sabe hasta el momento es que rivalizaría con el Snapdragon 660 de Qualcomm, esto es, se situaría en la gama alta de la gama media, si se me permite la expresión. O, por decirlo de otro modo, que rendiría estupendamente bien. Pero, como decimos, aún sabemos poco sobre él, así que tocará esperar.

Por el momento no hay muchos más detalles sobre este Xiaomi Mi 6C, más allá de que contaría con doble cámara, pero a poco que Xiaomi acompañe con el resto de características y afine con el precio, puede convertirse en un teléfono indispensable.

"Treintaypicoañero" y eterno estudiante. Juntaletras primerizo. Aficionado a la tecnología, a los videojuegos, al cine, a la lectura y a otras muchas cosas, en especial si están relacionadas con el ocio.