Compartir

Los sistemas operativos avanzan a pasos agigantados. Desde que conocimos las primeras versiones del sistema operativo de Google, allá por 2008, se han producido multitud de mejoras. Ya sean en cuanto a optimizar el SO, introducir de novedades como la Play Store y la multitud de aplicaciones que podemos tener en nuestro terminal. Todas y cada una de las novedades introducidas nos han ayudado en nuestro día a día. Pero hay empresas que buscan reproducir esto, bajo su amparo, como es el caso de Samsung. La empresa nos sorprendió presentando un sistema operativo llamado Tizen allá por 2012, pero que no vería la luz en un dispositivo hasta 2015. Hoy, hemos conocido algunas novedades.

Tizen avanza a buen ritmo, sus novedades son muy interesantes

Samsung ha anunciado hoy en la en la conferencia de desarrolladores de Tizen, las próximas novedades que traerá el sistema operativo. Nos presenta una renovada interfaz gráfica. En las imágenes presentadas, podemos observar el uso de iconos redondeados junto con una apariencia mucho más elegante y limpia.

Los colores presentes en la interfaz, están inspirados en la tendencias actuales. El diseño se aleja en gran medida de las ya utilizadas apariencias en 3D y da una agradable forma plana, tan de moda últimamente. Como podemos observar en las imágenes, todo lo referente al aspecto estético ha sido rediseñados dando una apariencia más moderna, muy al estilo de Android stock.

El diseño presentado para este sistema operativo, rompe con el anterior. Ayudados en gran medida por unos colores y líneas muy elegantes, cambiando las tonalidades cada vez que desbloqueamos nuestro terminal. La personalización cobra vida por parte de los usuarios, teniendo la posibilidad en nuestras manos de crear multitud de perfiles mientras utilizamos las diferentes aplicaciones.

Tizen
Interfaz gráfica de Tizen que muestra la capa de personalización de la cámara

En cuanto a la interacción con el smartphone, no hemos podido observar ni rastro del ya conocido asistente Bixby. Aunque, por otro lado, nuestro terminal podrá reconocer comandos muy sencillos, los cuales ayudarán al usuario a interactuar con su dispositivo de una manera mucho más eficiente e intuitiva.

Tizen
Interfaz de Tizen sobre el reconocimiento de voz

Las aplicaciones es algo que puede decidir el desarrollo del sistema operativo, ya conocemos casos como Windows 10 para móviles que no han podido conseguir a una cuota de mercado contundente gracias en parte a la poca presencia de estas en la tienda de aplicaciones de Windows. Tizen, ha incentivado el uso de dobles perfiles o dobles apps, como podría ser la aplicación de mensajería WhatsApp. ¿Cuántas veces hemos tenido la necesidad de tener dos perfiles abiertos a la vez y no hemos podido? Ahora es posible. Si, ya es algo visto en EMUI y MIUI de Huawei y Xiaomi respectivamente, pero es interesante ver como en Tizen, están avanzando por un camino de facilitar todo cuanto puedan al usuario.

Tizen
Interfaz de Tizen que nos muestra la utilización de múltiples cuentas

Y esto es todo sobre lo referente a la conferencia de desarrolladores de Tizen de hoy. Habilitamos nuestra caja de comentarios para saber que opinan sobre el futuro de este sistema operativo.

Quizás pueda interesarte: Samsung necesita ya su propia Honor.

mm
Estudiante de programación, que se permite el lujo de escribir sobre los temas más relevantes respecto al mundo Android se refiere. Puede saber más de mí en Instagram (@sergiovioque), Twitter (@sergiovioque) y Linkedin.
  • Juan Gilsanz

    No le veo futuro a este SO. Nada que no haya en Android. A demás Android (e iOS) cuentan con un enorme catálogo de apps. Le va a pasar como a Windows. Si los desarrolladores no ven que la gente use la plataforma no van a invertir tiempo y dinero en desarrollar para ella.

    • Bueno, supongo que Android tampoco tenía futuro y mira donde está ahora. Todo es cuestión de cómo enfocar las cosas, está claro que hoy en día quitar el puesto a Android y iOS va a ser muy difícil. ¡Veremos que nos depara el futuro!

    • Jose Morales Ros

      Hace falta competencia.