Compartir

En 2013 el dominio de WhatsApp en el mercado de la mensajería móvil era ya impresionante, pero hubo una pequeña aplicación que quiso plantarle cara. Esa app se llama Telegram y ya tiene más de 100 millones de usuarios activos, y es considerada por casi todos los expertos como un programa mucho mejor que WhatsApp, aunque no goce de su gran popularidad.

Una de las características que más gustan de Telegram es la seguridad que otorga en los intercambios de mensajes, algo que llamo la atención del gobierno de los Estados Unidos, que supuestamente ha tratado de sobornar a los desarrolladores de esta aplicación e incluso influir en su fundador, Pavel Durov.

Telegram, una plataforma perfecta para grupos terroristas

El propio Pavel Durov publico un tweet en el que decía: “Durante la visita de una semana que nuestro equipo realizó el año pasado a Estados Unidos tuvimos dos intentos de soborno a nuestros desarrolladores por parte de las agencias estadounidenses + presión del FBI”, y añadía: “Los desarrolladores tendrían que ser muy ingenuos para pensar que podrían administrar una aplicación de cifrado independiente/segura localizada en los Estados Unidos”.

Logo Telegram
Telegram, la seguridad puede traer problemas

Desde los ataques de París de 2015, el gobierno estadounidense ha intentado que los cifrados end-to-end se hackearan para disponer de vigilancia y mejorar la seguridad. Esto supondría que servicios de WhatsApp, Telegram e iMessage abrieran sus sistemas a los servicios de inteligencia. Aunque las palabras de Durov no se han confirmado, tienen una base bastante creíble.

Telegram permite activar una opción llamada chat secreto donde sus mensajes se mantienen totalmente protegidos y es el servicio perfecto para que grupos yihadistas preparen sus ataques. Tal es la situación, que tras los ataques sufridos en Paris fueron bloqueados 78 canales en 12 lenguajes diferentes relacionados con ISIS.

El fundador de Telegram también tuvo palabras para su competidora Signal, una aplicación de mensajería y que, además, proporciona servicios de cifrado para otras aplicaciones como WhatsApp y Google. “El cifrado de Signal (el mismo de WhatsApp y Facebook), fue financiado por el gobierno de los Estados Unidos. Estimo que una puerta trasera se encontrará en los próximos 5 años a partir de ahora”, ha declarado Durov.

Os iremos contando todas las novedades que vayan surgiendo sobre este tema, en la era de la información digital, estas aplicaciones cada vez están cobrando más importancia.

También te puede interesar este artículo que escribimos sobre las novedades de la última versión de Telegram, la 4.0, que ya esta disponible.

mm
Estudiante de Ingeniería Informatica del Software y apasionado de la tecnología. Redactor en la mejor web sobre todo lo relacionado con el mundo Android.