Compartir

La gigante Samsung sigue batiendo récords financieros. Tal y como se tenía previsto, los resultados del último trimestre de la empresa coreana son más que buenos. Las ventas de móviles superaron a las del mismo periodo de 2016, sin embargo los beneficios bajaron. Puede sonar extraño, pero la empresa lo atribuye a los costos mas elevados.

Muy buenos ingresos

La empresa ha logrado ingresar a sus arcas un beneficio operativo de 14,07 billones de wons o 12,600 millones de dólares al cambio, en el segundo trimestre del 2017. Según datos recabados de la propia web se Samsung, una buena parte de las ganancias recaen en la fuerte demanda de memorias DRAMs de alta densidad y SSDs para servidores.

La venta de componentes genera mucho
La venta de componentes genera mucho

También hacen mención de la importante venta que tienen sus paneles OLED flexibles para móviles de gama alta y las pantallas LCD de alto valor bajo precios estables. Las ventas de teléfonos móviles también son considerables y están impulsadas en gran medida por los dos flagships de la compañía: el Galaxy S8 y S8+. No obstante, como ya se ha señalado, las ganancias disminuyeron ligeramente debido al elevado precio de los componentes según la empresa.

Las ventas en televisores decaen

Los beneficios para los negocios de TV disminuyeron con respecto al año anterior, debido al aumento en los precios de los paneles y la poca demanda en Europa y China, mercados más que importantes para la empresa.

Pocas pantallas vendidas.
Pocas pantallas vendidas.

¿Qué le espera a Samsung?

La compañía espera que para el segundo semestre las ganancias aumenten, principalmente en la venta de componentes, ya que en el negocio de las memorias parece seguir siendo favorable y también esperan que se incrementen las ventas de paneles OLED, que tanto beneficio les generan.

Para el negocio de las memorias, la sólida demanda de servidores y dispositivos móviles no parece detenerse debido a la expansión de nuevas plataformas de servidores, servicios en la nube y nuevos smartphones en el mercado durante el segundo semestre.

Para el negocio de pantallas de TV Samsung se enfocará en mejorar la rentabilidad de estas, mediante la expansión de sus ofertas de gama alta en tamaños ultra grandes y televisores UHD. La empresa, por tanto, buscará afianzar su liderazgo en el segmento premium de televisores QLED.

En el segmento de teléfonos móviles Samsung sigue hacia adelante con la mente puesta en su próximo y cercano terminal de alta gama, es decir, del Note 8, un dispositivo que según la propia Samsung reúne características únicas que mejoran el rendimiento. Con él, además, esperan mantener el impulso alcanzado con los Galaxy S8 y S8+.

La próxima bestia de Samsung
La próxima bestia de Samsung

Como ya mencionamos, Samsung buscará reforzar su liderazgo tecnológico en el negocio de semiconductores y pantallas OLED, para cubrir la demanda de los móviles de gama alta. Uno de ellos sería el iPhone 8, que según rumores montará paneles OLED de Samsung. de ser verdad esto generara ingresos importantes a la gigante coreana.

También podría interesarte: Así son los Exynos 9610 y 7885 que debutarían en 2018.

Vía | Engadget

Egresado en ciencias de la comunicación, la buena redacción mi compromiso. Mis aficiones: la tecnología, la lectura y aprender cosas nuevas. Los videojuegos y las películas mi pasatiempo favorito. Made in El Salvador
  • Juan Gilsanz

    Cada vez me da más asco está empresa. Se basan (al igual que Apple) en la publicidad para vender sus productos. Invierten más en publicidad que en hacer un producto que realmente venda porque tenga alguna característica mejor que el resto (simplemente con poner Android 100% puro y actualizar rápido ya ganas a un montón de usuarios).

    • Jose Morales Ros

      Bueno, supongo que el que los Galaxy S8 sean unos terminales fantásticos ayudará bastante. Si algo es bueno, también se corre la voz, no siempre es publicidad pagada.