Compartir

Es bien sabido por todos que en la industria de la tecnología móvil (y en la de la tecnología, en general) no puedes dormirte en los laureles, porque siempre habrá algún rival al acecho para hacerse con tu parte del pastel. Para evitarlo, en Samsung ya andan dándole forma al que será el próximo miembro de la familia de los Galaxy S, es decir, el Samsung Galaxy S9 (siempre que el fabricante coreano mantenga la nomenclatura, claro). A este respecto, queremos avanzaros algo acerca de cómo podría ser este dispositivo. Os dejamos más detalles a continuación.

El Samsung Galaxy S9 no sería muy distinto al S8

Vaya por delante que, por supuesto, nos estamos refiriendo en todo caso a la apariencia estética de ambos dispositivos. Porque ya habrá tiempo (y más datos, claro) para hacer comparaciones técnicas, cuando el Samsung Galaxy S9 se anuncie oficialmente.

Todo parte de la información de la que se ha hecho eco el diario coreano The Investor (que, dicho sea de paso, suele tener buena información, proveniente de fuentes de la propia industria). Así, según la información proporcionada por insiders anónimos, Samsung ya habria decidido montar en su Samsung Galaxy S9 y en su “hermano mayor” S9+ unos paneles que tendrían exactamente las mismas dimensiones que los utilizados para la familia S8 de este 2017.

S8 y S8 plus
Samsung Galaxy S8 y S8 Plus. FOTO: cnet

Por si hay algún despistado, os recordamos que, de confirmarse estas informaciones, esas pantallas serían de 5,8 pulgadas para el S9 y de 6,2 pulgadas en el caso del S9+.

La información incluso se aventura a ir un poco más allá, al afirmar que el próximo Galaxy Note 9 tendrá también el mismo tamaño de pantalla que el Galaxy Note 8. Este dispositivo aún no se ha anunciado (lo veremos, en principio, en agosto), pero parece ser que montará una pantalla de 6,2 pulgadas.

Dejando el tema de las dimensiones a un lado, la información también apunta a que, en todo caso, el Samsung Galaxy S9 heredará la línea de diseño del S8 en cuanto al acabado de la pantalla y al aprovechamiento del frontal (lo que Samsung ha dado en llamar “Infinity Display”). Es decir, que el panel ocupa la práctica totalidad de la parte delantera del teléfono, haciendo desaparecer el botón “Home” y reduciendo los marcos a la mínima expresión, al mismo tiempo que se redondean de forma muy pronunciada los extremos laterales de la pantalla.

No debería sorprender demasiado que Samsung vaya a insistir en este diseño. No en vano, ha sido uno de los aspectos más alabados de sus dispositivos de gama alta de este año.

Samsung Galaxy S8 y S8 +

¿Esto significa que las pantallas serán idénticas?

En principio no, no tiene por qué ser así ya que, aunque el tamaño sea idéntico, siempre se le podrán incorporar cambios “internos” a nivel técnico, que hagan mejorar la visualización o la experiencia de uso.

Uno de ellos podría estar relacionado con la incorporación del sensor de huellas bajo la propia pantalla, de modo similar a lo mostrado por Vivo y Qualcomm. De hecho, en esta información también se menciona esta posibilidad.

Por supuesto, es de esperar que haya más cambios en otros apartados del dispositivo (de hecho, ya os contamos alguna cosa en Android 5×1 a este respecto), pero quizá es todavía demasiado pronto, incluso para empezar a especular.

¿Qué os parece que el Samsung Galaxy S9 vaya a “tomar prestado” el diseño del S8? ¿Lo esperabais u os coge por sorpresa? Dejadnos vuestras impresiones en la sección de comentarios.

"Treintaypicoañero" y eterno estudiante. Juntaletras primerizo. Aficionado a la tecnología, a los videojuegos, al cine, a la lectura y a otras muchas cosas, en especial si están relacionadas con el ocio.