Compartir

De unos años para acá, la innovación es escasa: ahora está más bien centrada en mejorar lo actual, apenas hay tecnologías nuevas. Pero eso significa que se intenta iterar sobre lo que ya funciona, para crear algo mejorado como el Samsung Galaxy S7.

Cada año se presentan las novedades que van a definir los diseños y las tecnologías utilizadas en las principales ferias o eventos que organizan los organismos o fabricantes tecnológicos.

A principios de este año 2017 una nueva tendencia en el mundo de los smartphones se dio a conocer de la mano de los principales fabricantes que presentaron sus nuevos buques insignia.

2017 es el año del nuevo formato de pantalla

Presentación de Samsung con Gear VR en MWCºPresentación de Samsung con Gear VR en MWC
Presentación de Samsung con Gear VR en MWC

En años anteriores hemos tenido por ejemplo: carga rápida, pantallas 2.5D, USB Tipo C, doble cámara, entre otras tecnologías. Este año toca algo interesante y que nos afecta más de lo que pensamos como usuarios: el tamaño (o formato) de la pantalla, y por tanto, de los dispositivos.

Fabricantes como Samsung o LG presentaron a principios de 2017 en el MWC 2017 o un poco más tarde sus nuevos teléfonos con pantalla 18:9. El cambio en las proporciones de las pantallas es algo que ha sucedido siempre hasta ahora, no es algo por lo que debamos alarmarnos, es sólo una nueva etapa.

Hasta ahora teníamos pantallas 16:9, que son un estándar en el mundo actual. Las nuevas 18:9 simplemente son un poco más largas, manteniendo el mismo ancho.

Adiós a las pantallas de menos de 5,5″ como la del Samsung Galaxy S7

Pantallas
Pantallas

Esta introducción ha servido para ahora hablar sobre una situación personal. Un servidor es usuario de unas compactas 5.1″ del Samsung Galaxy S7. Estoy muy contento con mi teléfono pequeño, manejable, comedido, que a la vez me permite disfrutar de todo lo que hay actualmente. Lo puedo llevar en cualquier lugar, pero no por ello renuncio a una buena pantalla para disfrutar del multimedia. Todavía no he dado el paso a las 5,5″ o a tamaño phablet. Creo que con la nueva tendencia del 18:9, ese vocablo se va a perder, o al menos se actualizará a nuevos tiempos.

Lo que veo es que estoy a punto de ser finalmente obligado a aumentar el tamaño de mi dispositivo. Actualmente es ya muy difícil tener un terminal tope con un tamaño contenido, y más cuando los terminales más altos ahora empiezan en 5,7-5,8″, como LG con su G6 o Samsung con el sucesor del S7: el S8 y S8+.

Actualmente, tener un teléfono más bien compacto o reducido tiene un aspecto de elegancia, pero llegará un día en el cual sea un momento de risas: es como si hoy en día ves una persona con un Sony Ericsson Xperia X10 Mini.

El ritmo de la tecnología es imparable

Samsung Galaxy S7

Esto no es de ahora. Los nuevos rumbos en el mundo de la tecnología siguen unas tendencias, igual que la moda o la automoción. Nosotros como usuarios no nos queda otra que adaptarnos o morir. El perfil más recomendado a adoptar en esta situación es conseguir un equilibro entre usabilidad y necesidad: es importante estar actualizado, pero siempre mientras tus necesidades estén cubiertas.

Cuando llegue el momento de cambiar de terminal, analiza el mercado y valora si necesitas una pantalla más grande y si puedes prescindir de ello, o si vas a sacarle el partido a la doble cámara. En general, utiliza tu personalidad como poder decisión. Por eso creo que el Samsung Galaxy S7 es el mejor móvil de 2016, y posiblemente sigue siendo el mejor dado su tamaño compacto pero a la vez funcional.

Psicología tecnológica

Samsung
Samsung Galaxy Alpha

Las líneas psicológicas (como la de que las baterías de menos de 3000mAh son malas) también tienen lo suyo en las pantallas. En este caso, una pantalla de 5″ debe tener una resolución de 1080p. Menos de 5″ podemos tener sin problema 720p.

El debate está abierto si hablamos de la resolución QHD. El Samsung Galaxy S7 tiene una resolución de 1440×2560 píxeles. Cuando tuve en mi poder la actualización a Android 7.0 Nougat, apareció una nueva opción preparada para el S8, que ahora iba a llevar también el S7: cambio de resolución. Te permite cambiar desde 720p a 1440p, pasando por 1080p. Estuve probando 720p, y en los menús veía “dientes de sierra”. Con 1080p no noto apenas diferencia. Sólo si pongo resolución 2K veo como todo más intenso, como con más “empaque”, pero nada que una 1080p no te pueda dar. La calidad del panel Super AMOLED del S7 es sublime.

¿Es excesiva una resolución QHD en una pantalla de 5″? Depende. Para la mayoría de la gente es posible porque si les pusieran 1080p no lo notarían: la diferencia no da lugar a una dura decisión. QHD debería ser para pantallas a partir de 5.5″.

Como conclusión final: cada persona tiene un gusto. Ese gusto se basa en la experiencia. La experiencia da lugar a la felicidad cuanto más satisfacción nos ha brindado durante su disfrute y aprendizaje. De modo que, si tienes la oportunidad, prueba diferentes smartphones de diferentes tamaños y tecnologías, y encontrarás el tuyo, y más en el mundo de Android que hay mucho donde elegir. Nunca el teléfono más caro es el mejor.

Personalmente, he tenido la suerte de probar diferentes dispositivos de diferentes fabricantes, de diferentes tamaños, tecnologías de pantalla y cámaras. Samsung con el S6 comenzó una nueva línea de diseño que, unida a su experiencia, hacen del S6/S7/S8 un teléfono bueno en TODOS los sentidos, de ahí su precio. El S7 es el último con un tamaño contenido, para aquellos que les guste no tener un teléfono grande. Para aquellos, entonces será el mejor teléfono y seguirá mereciendo la pena.

mm
Ingeniero informático de profesión. Ingeniería y tecnología son el arte de la actualidad.
  • Juan Gilsanz

    Yo creo que Andromeda será una variante de Android adaptada a tablets

    • Jose Morales Ros

      Esperemos al martes.