Compartir

Hacia finales del mes de agosto, en Android 5×1 os contamos que el Essential Phone, la nueva “criatura” de la empresa del padre de Android, estaba ya disponible en los Estados Unidos. Desde su presentación a finales de mayo, el dispositivo generó grandes expectaciones, y no sólo porque Andy Rubin estuviese detrás del proyecto, sino porque el teléfono tenía argumentos de sobra para ilusionar a los consumidores por sí mismo: muy buenas especificaciones, un buen diseño y una propuesta modular. En esta ocasión vengo a contaros un poco más de los entresijos de este Essential Phone: ¿es fácil o difícil de reparar? Según la gente de iFixit es muy, muy difícil. Pero analicemos el porqué.

Reparar el Essential Phone es un ‘infierno’

Como decimos, la gente de iFixit (empresa dedicada a la venta de piezas de reparación y que “regenta” una especie de enciclopedia gratuita de guías de reparación de diferentes dispositivos) se ha puesto manos a la obra con el Essential Phone.

Essential Phone Reparación
IMAGEN: iFixit

Empecemos por la conclusión final y luego veamos por qué se llega a ella. iFixit mide la dificultad de reparación de los dispositivos (en función de la facilidad de acceso a los componentes) y, en función de los resultados obtenidos, otorga una puntuación entre 0 y 10, siendo 0 “básicamente irreparable” sin destrozarlo y 10 la facilidad absoluta. Pues bien, en esta escala, el Essential Phone obtiene una puntuación de 1, que viene a significar que es prácticamente misión imposible. Para que nos hagamos una idea en términos comparativos, el Google Pixel XL cosechó un 7 en este “examen” (igual que el iPhone 7) y el Samsung Galaxy S8 un 4.

¿Cómo ha sido el proceso?

En un dispositivo con un diseño tan cuidado y con unos materiales tan “exquisitos”, el primer problema al que se enfrenta quien quiera repararlo es encontrar un punto de entrada que no dañe nada del dispositivo. A este respecto, en iFixit descartaron por completo la parte trasera del Essential Phone porque vieron que entrando por ahí no tendrían acceso a prácticamente nada.

«Cualquier intento de reparación inflige tanto daño como el que repara»

La otra puerta de entrada estaba clara: a través de la pantalla. Dado que se encontraron con cantidades ingentes de adhesivo (que, como supondréis, dificulta enormemente el despiece), tuvieron que calentarlo primero para vencer la sujeción e, inmediatamente, tuvieron que congelarlo para que no se descompusiese por completo y para evitar que el adhesivo acabase solidificándose donde no debía.

Essential Phone Reparación 2
IMAGEN: iFixit

El problema es que, en estas condiciones, extraer la pantalla de una pieza fue absolutamente imposible. O, dicho de otro modo: para acceder a las entrañas, lo primero que hay que hacer es, básicamente, destrozar la pantalla. Y, por cierto, bajo el panel no se mostraban ya las interioridades del Essential Phone, sino que había una nueva protección sobre los componentes.

Sin ánimo de llevaros en un tour por los entresijos del teléfono, sí quisiera comentar un pequeño detalles que añade un plus de dificultad a una posible reparación: por ejemplo, el puerto USB tipo C está completamente soldado a la placa base, por lo que si se afrontase una reparación de este componente se necesitaría un gran trabajo de micro-soldadura o, directamente, una sustitución de la placa base en conjunto. Todo ello muy caro, como podréis imaginar.

Essential Phone Reparación 3
IMAGEN: iFixit

Por resumirlo: como decimos en el título, reparar este Essential Phone sin destrozar alguna de sus partes, parece una misión imposible, incluso en las manos más expertas. ¿Es este un motivo disuasorio para posibles compradores? Entiendo que depende de cada uno. Personalmente, nunca he tenido que enviar a reparación ninguno de mis teléfonos o tabletas (soy cuidadoso y supongo que he tenido suerte) y creo que nunca me he informado sobre la dificultad o sencillez de reparación del teléfono que me quiero comprar. Así que, en mi caso, creo que me “arriesgaría” a tener un Essential Phone (de hecho, no me importaría lo más mínimo).

¿Qué pensáis vosotros?

"Treintaypicoañero" y eterno estudiante. Juntaletras primerizo. Aficionado a la tecnología, a los videojuegos, al cine, a la lectura y a otras muchas cosas, en especial si están relacionadas con el ocio.