Compartir

En los últimos compases de 2017, Razer, conocido fabricante especializado en periféricos para jugar, lanzaba al mercado su Razor Phone, un dispositivo pensado pensado para los gamers. Pues bien, según hemos podido saber hoy gracias a la gente de Phone Radar, Xiaomi estaría preparando su propia propuesta para este segmento tan concreto del mercado. A continuación os contamos lo poco que se sabe hasta el momento.

Xiaomi estaría preparando su propio smartphone para jugadores

Es indudable que los usuarios jugamos bastante en nuestros teléfonos móviles. No hay nada como usar un transporte público o mirar a nuestro alrededor en una sala de espera para percatarse de que, efectivamente, la gente utiliza sus móviles, entre otras cosas, para jugar. Pero el mercado nunca ha sido muy propicio para los dispositivos específicamente diseñados para jugar. Sony, por ejemplo, puede dar buena fe de ello, con su Xperia Play, aquel pariente muy cercano de la PSP Go.

Sony Ericsson Xperia Play

Tampoco es fácil triunfar en el mercado portátil desde el mundo de las videoconsolas. De nuevo, Sony y su moribunda PS Vita podrían ser un claro ejemplo de que es un sector complicado. Por supuesto, tendremos que esperar para ver cómo lo hace Razer con su Razer Phone a medio o largo plazo, pero como decimos parece poco propicio. Y es en este contexto tan complejo en el que Xiaomi estaría pensando introducirse.

En concreto, según nos cuenta nuestra fuente, no sería Xiaomi de primera mano, sino una segunda marca de la compañía china, cuyo nombre es Black Shark, la que estaría encargada de producir este teléfono para jugadores.

El Razer Phone, enemigo a batir por Xiaomi

Lo cierto es que, salvo las intenciones de Xiaomi y su segunda marca de producir este dispositivo, no han trascendido demasiados datos a nivel técnico. De acuerdo con una publicación del Gobierno chino, este teléfono montaría un procesador de flagship y un sistema de refrigeración como los que se emplean en la aviación. Esto último es una cita casi literal de la publicación mencionada, pero no se aclara ningún extremo más.

Razer Phone

Volviendo al procesador “de buque insignia”, teniendo que cuenta que el teléfono podría ser mostrado en los meses venideros, la apuesta más segura sería decir que montará un Snapdragon 845 (recordemos que el Razer Phone monta un Snapdragon 835). Nada se sabe de la cantidad de memoria RAM, pero usando al teléfono de Razer como vara de medir, podríamos esperar al menos 8 GB.

Tampoco tenemos ningún dato acerca de la pantalla, ni de su tamaño ni de su resolución. La gran baza de la pantalla del Razer Phone fueron sus 120 Hz, para garantizar una velocidad de refresco impresionante. ¿Apostará Xiaomi por algo similar? Como decimos, la información ha llegado a cuentagotas, por lo que tocará esperar. Sí se menciona que este nuevo equipo de Xiaomi contaría con con un DSP, es decir, una especie de microprocesador dedicado que favorecería el rendimiento gráfico.

A pesar de contar con Gorilla Glass 3, la patalla del Razer Phone es muy resistente a los rayones

Por supuesto, para soportar el uso intensivo de toda esta tecnología, Xiaomi deberá implementar una batería que esté a la altura, sino que quiere que se vacíe en un abrir y cerrar de ojos.

Un segmento complicado del mercado

Como decíamos al principio, este sector concreto es bastante complicado. Es un hecho que la gente juega mucho en sus teléfonos, pero lo cierto es que ya hay multitud de teléfonos en el mercado que son capaces de correr la inmensa mayoría de juegos que existen. Y, para los más “exquisitos”, también existen ya infinidad de periféricos para mejorar la experiencia de juego, como mandos Bluetooth con soportes para el teléfono. Además, muchos de los jugadores son de los denominados “casuales”, que juegan ocasionalmente y que quizá no tienen la pasión necesaria como para comprarse específicamente un teléfono pensado para jugar.

Y para aquellos que quieren una experiencia más profunda y larga, el mercado de videoconsolas les ofrece bastantes opciones distintas, ya sea en sobremesa o en portátiles específicamente pensadas para jugar. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Creéis que hay un gran mercado para este tipo de teléfonos, como el que estaría preparando Xiaomi?

"Treintaypicoañero" y eterno estudiante. Juntaletras primerizo. Aficionado a la tecnología, a los videojuegos, al cine, a la lectura y a otras muchas cosas, en especial si están relacionadas con el ocio.