Compartir

Pocos días después de que Google nos mostrase sus Pixel 2, mi compañero Alexis os trajo una buena muestra de por qué la gente de DxOMark había determinado que los nuevos teléfonos de Google cuentan con la mejor cámara del momento, por encima de “titanes” como el Note 8. Aunque puedan existir dudas más o menos razonables sobre la validez de esos resultados, es un hecho incuestionable que las capacidades fotográficas de los nuevos Pixel son excelentes. Pues bien, parece ser que buena parte de la “culpa” de la excelencia en este apartado la tendría el llamado Pixel Visual Core, un microprocesador diseñado por Google que se encuentra dentro de sus nuevos teléfonos. A continuación, como siempre, os contamos todos los detalles al respecto.

Pixel Visual Core, la base de la excelencia fotográfica

A medida que se acercaba la fecha de presentación de los Pixel 2 y las filtraciones se iban sucediendo, había un dato que nos llamaba poderosamente la atención: todas las filtraciones señalaban que los nuevos teléfonos de Google no tendrían una doble cámara, algo que finalmente acabó por confirmarse. Era algo llamativo por la sencilla razón de que los demás topes de gama presentados o anunciados para este tramo final de año sí incorporarían un doble sensor como cámara principal. Sin embargo, cuando Google mostró cómo funcionaban sus cámaras en general nos quedamos gratamente sorprendidos y no echamos de menos una segunda lente.

Uno de los modos estrella es el llamado HDR+, con el que es posible captar escenas con un rango inmenso de luminosidad, desde la más tenue hasta la más brillante, lo cual redunda en una representación excelente de los colores y sus contrastes. El procesado de estas imágenes en cualquier dispositivo implica una carga de trabajo para el procesador; en el caso de los Pixel, según nos cuentan en el blog de Google, esta tarea la llevará a cabo el Pixel Visual Core, que es un microprocesador integrado por ocho IPUs (Image Processing Units, es decir, Unidades de Procesamiento de Imágenes) diseñadas por la propia Google. Además, cuenta con un núcleo adicional Cortex A53 y una unidad de memoria RAM propia, del tipo LPDDR4.

Esquema del Pixel Visual Core
Esquema que muestra la estructura interna del Pixel Visual Core

Y no sólo es que este microprocesador vaya a encargarse de esta tarea fotográfica, es que la realizará cinco veces más rápido y usando una décima parte de la energía que el procesador actual, es decir, que el Snapdragon 835. Obviamente, hay que tener en cuenta que el SoC de Qualcomm está pensado para ser el “cerebro” del conjunto del teléfono, no para dedicarse en exclusiva al procesado fotográfico. En cualquier caso, será interesante ver el impacto en el rendimiento del teléfono al liberarse el procesador “central” de estas tareas.

Por cierto, estoy hablando en futuro de forma intencionada porque, según se comenta en la propia nota, el uso de este Pixel Visual Core se “liberará” cuando llegué la actualización a Android 8.1 Oreo, primero para la preview de desarrolladores y luego para el consumidor de a pie. En cualquier caso, sin fecha concreta por el momento.

Fotografía de Google / Efecto bokeh conseguido con el Google Pixel 2
Fotografía de Google / Efecto bokeh conseguido con el Google Pixel 2

¿El primer paso hacia el procesador propio?

Como muchos sabréis, algunos de los grandes fabricantes de dispositivos con Android también elaboran sus propios procesadores, como Samsung y sus Exynos o Huawei y sus Kirin. Allá por el mes de junio os contamos que Google había contratado a Manu Gulati, que venía de desarrollar procesadores para Apple. El movimiento parecía claramente orientado hacia una independencia en el ámbito de los procesadores, para no tener que depender de la producción de Qualcomm, en este caso.

Tras la revelación de la existencia de este microprocesador Pixel Visual Core nos preguntamos si se trata de la primera piedra en la construcción de un futuro procesador propio para los teléfonos que estén por venir. Si conectamos esta noticia con la adquisición de parte del negocio de HTC, parece claro que en Google están pensando en reforzar su división de hardware. Sin duda, el diseño de SoCs propios sería un movimiento muy importante en esa dirección.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Creéis que Google está pensando en lograr una independencia en cuando a los procesadores que monten sus futuros dispositivos?

"Treintaypicoañero" y eterno estudiante. Juntaletras primerizo. Aficionado a la tecnología, a los videojuegos, al cine, a la lectura y a otras muchas cosas, en especial si están relacionadas con el ocio.