Compartir

Samsung lleva casi años tomándose muy en serio la calidad de las pantallas en sus smartphones, y no siempre smartphones, antes de que se lanzaran a esto, ya utilizaban pantallas Super AMOLED en algunos de sus terminales con teclado físico y software propio. Desde entonces han pasado casi 10 años, y su trabajo finalmente ha dado frutos, ya que la pantalla del Galaxy Note 8 podría ser la mejor del mundo en un smartphone.

Galaxy Note 8: resolución, colores, brillo, contraste… Las claves del éxito

Para que entendáis mejor la situación. Recordaréis que el Google Pixel obtuvo la puntuación de cámara más alta en DxOMark, que se consideran en el mundo de los smartphones los “jueces” de las cámaras y referencia en esto. Pues a pesar de no haberle dado mucha importancia a lo largo del tiempo, DisplayMate es una empresa que se dedica a comprobar y calificar la calidad de las pantallas de los dispositivos que salen al mercado, también de smartphones, y el Note 8 ha conseguido la nota más alta de la historia, superando a cualquier otro smartphone del mercado lanzado hasta la fecha.

Note 8
Note 8

En estas pruebas no sólo se evalúa el hardware, sino que a parte de calificar el brillo, rango de colores y contraste, que son los tests habituales, también se evalúa el software que está detrás de todo esto. El que regula la temperatura de color y otros parámetros importantes, y ofrece además soporte para contenido HDR, el cuál ha hecho que el Note 8 salga muy bien parado de este examen.

Las características principales que DisplayMate nos ha dado sobre el Note 8 son las siguientes:

  • Tiene un ratio de contraste infinito
  • Una gama de colores nativa: 112% DCI-P3 y 141% sRGB/Rec.709
  • 1240 nits como pico máximo de brilo
  • Un contraste de lus ambiental de 270
  • Una resolución de pantalla QHD+: 2960 x 1.1440, 521 ppi
  • Unas variaciones de brillo según el ángulo de visión del 29%
  • Y una reflectancia de la pantalla de un 4,6%

En estas 7 categorías, el Note 8 ha obtenido calificaciones de “muy bueno” y “excelente”. Así que Samsung, a no ser que Apple con su iPhone 8, para el cuál tenemos las expectativas muy altas, no se lo permita, tendrá el título de la mejor pantalla de 2017. De hecho, es curioso que la fabricación del panel del iPhone 8 venga dada por Samsung. ¿Se podrán superar… a ellos mismos?

También te puede interesar: Los Samsung Galaxy A 2018 heredarán lo más icónico del Galaxy S8

Vía | DisplayMate

mm
¡Soy Ximo! Me gusta crear contenido y hacer vídeos en general, amo la tecnología y tengo una adicción a las cámaras. También soy melómano y cinéfilo, me puedes encontrar en Spotify como "XimoCHS-es" y visitar mis redes sociales.