Compartir

Después de tanto tiempo y rumores, finalmente ayer fue presentado el nuevo OnePlus 5. Un dispositivo que ha vuelto a dejar a más de uno con la boca abierta cuando han visto sus especificaciones y sobre todo su precio, que en su versión básica, aunque no tan básica en lo que a componentes internos se refiere, no supera los 500€.

Poniendo a prueba el nuevo OnePlus 5

Sin embargo ahora ha llegado el momento de ponerlo a prueba, de compararlo con otros grandes del mercado, como el Samsung Galaxy S8, para determinar si está a la altura de convertirse en el rey de la gama alta. A continuación iré comparando apartado a apartado los dos dispositivos, como su potencia, sus cámaras, su batería, etc, y finalizaré nombrando al vencedor de este pequeño duelo de titanes, intentando ser lo más objetivo posible claro.

Fuerza bruta, CPU, GPU y RAM

En este aspecto a ninguno de los dos se les encuentra alguna carencia, sin duda son grandes dispositivos a los que potencia no les va a faltar, al menos de momento. El Samsung Galaxy S8 cuenta con un microprocesador Exynos 8895 de ocho núcleos a 2,3 GHz y el One Plus cuenta con el último de los Snapdragon, el 835 de 8 núcleos también a 2,45 GHz. Como veis, procesadores muy igualados, sin embargo la principal diferencia está en los 4 GB de RAM que trae el S8, que si los colocamos al lado de los 6 / 8 GB de RAM del OnePlus pueden parecer algo ridículos si tenemos en cuenta los 300€ que diferencian a uno y a otro.

En cuanto a la unidad de procesamiento de gráficos, la GPU, tenemos en el S8 una Mali-G71, una GPU que montan dispositivos como el Huawei P10 o el Mate 9, sin embargo la de los S8 es algo diferente, ya que cuenta con 20 núcleos en lugar de los 8 tradicionales que montan el resto de dispositivos, lo que convierte al S8 en una autentica bestia parda en lo que a gráficos se refiere. Por otro lado, el OnePlus 5 cuenta con la Adreno 540 que con características similares está a la altura pero no llega a superar a la del Samsung.

Apartado fotográfico ¿doble cámara o solo una?

Físicamente la diferencia está clara, el OnePlus 5 cuenta con una doble cámara que le permite un zoom óptico X2 y el Samsung cuenta con su típica monocámara que tan bien le ha funcionado en modelos anteriores y tanto prestigio le ha dado. Sin embargo, a falta de poder probarlo con nuestras propias manos, es difícil determinar un vencedor en este aspecto, puesto que el resultado obtenido con cada cámara en una misma situación variará dependiendo de su construcción, de la calidad de las lentes, del sensor y no tanto de sus especificaciones ya que la cámara del S8 a pesar de ser de tan solo 12 MP con apertura f/1.7 hace unas fantásticas fotografías como hemos podido comprobar, sobre todo en condiciones de escasa luz.

A su vez la cámara frontal es de 8 MP con la misma apertura. En lo que respecta al vídeo puede grabar en resolución UHD 4K (3840×2160). El OnePlus cuenta con la doble cámara mencionada anteriormente, lo que posibilita un zoom óptico x2, de 20 y 16 MP con apertura f/2.6 y f/1.7  por lo que como vemos, no se queda nada corto, y puede plantarle cara en número al menos al S8. Como digo falta poder realizar alguna prueba y ver si se comporta de la misma manera en el terreno de juego como en el papel.

OnePlus 5

Diseño

Este es uno de los puntos más controvertidos en el OnePlus 5, ya que desde su filtración ha suscitado numerosos comentarios en contra debido a su parecido, idéntico diría yo, al iPhone 7. El OnePlus 5 cuenta con una pantalla de 5,5 pulgadas con una resolución Full HD, quedando superado ligeramente por el S8 que cuenta con una pantalla de 5,8 pulgadas con resolución QHD 2K. Esto unido al diseño sin marcos y su pantalla curva hace que nos veamos obligados a nombrarle ganador de este apartado y concederle un mini punto.

Samsung Galaxy S8

Batería

En lo que a batería se refiere, están algo distanciados, y basándonos en los números a falta de una prueba exhaustiva vamos a dar por ganador al OnePlus 5, que cuenta con una capacidad de 3.300 mAh. El S8 cuenta con una de 3.000 mAh en los que sus únicos 300 mAh de diferencia pueden sonar a risa, sin embargo, con una pantalla algo más grande y con más densidad de píxeles (570ppp frente a 401ppp), puede que el Samsung no llegue tan airoso a completar la jornada laboral como seguro lo hará el OnePlus 5.

Conclusión

A continuación te dejo una tabla para que puedas comprobarlo tú mismo, pero desde mi punto de vista, y creo ser lo más objetivo posible, voy a dar como vencedor en general al OnePlus 5, ya que por tan solo 499€ podemos hacernos con una autentica bestia parda, que puede verse superado únicamente por el S8 en apartado de diseño y pantalla. Además, si eres de los que le parece que el diseño del iPhone 7 es bastante bonito, como a mi, no tendrás mucho problema en ese aspecto.

OnePlus 5 Samsung Galaxy S8
Pantalla 5,5”

Optic AMOLED

FHD

401ppp

5,8”

SuperAMOLED

QHD+

570 ppp

SoC Snapdragon 835

8 núcleos

2,45 GHz

Exynos 8895

8 núcleos

2,3 GHz

RAM 6 / 8 GB LPDDR4X 4 GB LPDDR4X
ROM 64 / 128 GB UFS 2.1 64 GB UFS 2.1
microSD No
Cámara Dual

zoom óptico x2

20 y 16 MP f/1.7 f/2.6

Frontal 16 MP

 

12 MP

f/1.7

Frontal

8 MP

Batería 3.300 mAh 3.000 mAh
Precio Desde 499 € 809 €

Personalmente, me parece un poco absurdo y un gasto tremendo además, pagar 800 € por un dispositivo (aunque ahora en Amazon está rebajado, y se queda en unos 700 €) que, a pesar de que hoy en día pasamos más tiempo mirándolo a él que al resto de cosas, solo sirve para llamar, consultar redes sociales, hacer fotografías y poco más.

Sería genial poder continuar este debate en los comentarios, ya que seguro hay multitud de opiniones acerca de este tema, por lo cuéntanos abajo cual es para ti el claro vencedor y por qué.

  • Alexis Fuster

    La clave es la pantalla, y hasta que no se haga una prueba a los dos a la vez no se puede saber si vale la pena gastarse casi 300 € más.
    One + tiene que hacer fotografías muy buenas pero no tiene protección para el agua (IP68), su pantalla se queda lejos de la que para mi es la mejor hasta el momento (S8) y a mi 5.5 se me queda chico (eso claro esta va por gustos).