Compartir

La taiwanesa HTC ha aprovechado la celebración del CES de Las Vegas para mostrar su nueva propuesta para el mercado de las gafas de realidad virtual: las HTC Vive Pro. Pese a que podríamos decir que esta tecnología se ha estancando un poco en los últimos tiempos (porque no acaba de introducirse en el consumidor de a pie, la verdad sea dicha), lo cierto es que la industria tecnológica parece determinada a seguir transitando por estos derroteros. Y estas HTC Vive Pro son una buena muestra de ello. Veamos, a continuación, qué se trae entre manos la gente de HTC.

HTC Vive Pro trae varias mejoras bajo el brazo

La nueva versión de las gafas de realidad virtual de la compañía taiwanesa no supone una leve mejora; antes al contrario, el fabricante parece haber hecho especial hincapié en algunas de las cuestiones más demandadas: la resolución y la integración del sonido en el propio “casco”.

Por un lado, las dos pantallas OLED que incorporan estas HTC Vive Pro dan un salto considerable en su resolución, pasando de los 1080 x 1200 píxeles del modelo original a los 2880 x 1600 píxeles en esta nueva versión. Sin duda, siempre será bienvenido el aumento de la resolución, pues es un factor fundamental para alcanzar la ansiada inmersión. Porque, además, estos dos paneles del HTC Vive Pro son capaces de alcanzar una tasa de refresco de imágenes de 75 Hz.

Las dos pantallas del HTC Vive Pro
Las dos pantallas OLED han sido muy mejoradas

Imaginad un mundo virtual lleno de dientes de sierra o de elementos borrosos y con problemas en el framerate… Nos sacaría totalmente de la experiencia. Eso sí, todo esto también tiene un impacto en los requerimientos mínimos de uso, que a la postre significa un coste económico mayor para el usuario.

La otra gran mejora viene de la mano de la integración de auriculares en el propio “cuerpo” de las gafas, que era una de las características más demandadas por los usuarios. En el modelo anterior, era necesario depender de accesorios a mayores para poder cubrir esta necesidad. Porque, como en el caso de la calidad de imagen, el sonido también juega un papel fundamental en la inmersión en un mundo virtual, por lo que toda mejora también será siempre bienvenida.

Auriculares integrados en las HTC Vive Pro
La integración de los auriculares era una de las demandas principales

La convergencia con el universo móvil

O la no convergencia, para ser más precisos, porque la verdad es que el los smartphones se están quedando de algún modo en tierra de nadie en lo que a realidad virtual (potente) se refiere. Aunque los topes de gama que llegan a nuestros mercados son piezas tecnológicas inimaginables hace unos años y, sin duda, muy potentes, no lo son lo suficiente como para poder asumir los requerimientos de unas gafas como las HTC Vive Pro. El hardware que demanda la realidad virtual a este nivel sólo lo pueden proporcionar ordenadores bastante potentes, específicamente aquellos que cuentan con tarjetas gráficas muy solventes.

Por otro lado, parece que podría estar abriéndose un nicho de mercado para las gafas de realidad virtual independientes, es decir, que funcionarían de forma autónoma, sin necesidad de un PC o un teléfono inteligente (por ejemplo, las HTC Vive Focus). Por tanto, por este lado los smartphones también serían “prescindibles”. Quizá la verdadera pregunta sería: ¿es verdaderamente tan importante que los grandes fabricantes de telefonía móvil se zambullan en la realidad virtual más allá de las propuestas que ya conocemos?.

¿Qué pensáis vosotros?

También podría interesarte: GoPro se desploma en bolsa y aunque lo niegue, busca comprador.

Vía | HTC

"Treintaypicoañero" y eterno estudiante. Juntaletras primerizo. Aficionado a la tecnología, a los videojuegos, al cine, a la lectura y a otras muchas cosas, en especial si están relacionadas con el ocio.