Compartir

El futuro de las pantallas de los diversos dispositivos electrónicos está en construcción: Micro-LED. ¿Realmente se avecina algo mejor que las espectaculares pantallas con tecnología OLED?

Sabemos que la tendencia de las pantallas OLED está creciendo a pasos agigantados últimamente. El incluirlas en los dispositivos móviles de gama alta se ha convertido en una obligación para todos los fabricantes. Incluso Apple, la compañía liderada por Tim Cook que había estado en matrimonio con la LCD por muchos años, ha decidido cambiar e implementar la pantalla OLED en el iPhone X.

Lo curioso de todo esto que dicha pantalla que se gana cada vez más adeptos, es fabricada por Samsung. Esto implica que el gigante de Corea del Sur se vea bastante beneficiado económicamente. Incluso si Apple no llega a vender el número de unidades de iPhone X esperado. Gran punto para el fabricante de las pantallas OLED.

¿Cómo ha sido concebida la tecnología Micro-LED?

Es un invento del año 2000 que tiene como lugar de origen la Texas Tech University. Las personas implicadas formaban parte de un grupo de investigación liderado por el profesor Hongxing Jiang y el profesor Jingyu Lin.

Sony realizó la primera demostración en un producto oficial durante el CES del año 2012
Sony realizó la primera demostración en un producto oficial durante el CES del año 2012

La primera demostración en un producto oficial fue realizada mediante una Sony “Crystal LED Display” de 55″ con resolución FullHD. La misma tuvo lugar en el año 2012 durante el evento CES (Consumer Electronics Show) y los resultados fueron positivos: mejor contraste y una gama de colores más amplia en comparación con los televisores LCD populares en aquel entonces.

Ventajas que encontrás en la pantalla Micro-LED

Una de las principales ventajas se encuentra en el hecho de que se ahorra un porcentaje importante de batería. Sabemos que uno de las razones por las cuales la batería de nuestro móvil no acostumbra a llegar a las 24 horas del día es la pantalla. Si hacemos la comparativa con una pantalla LCD, las pantallas Micro-LED consumen un 90% menos de batería.

En cambio, comparando con las pantallas OLED, las pantallas que se proyectan como el futuro del mundo móvil consumen un 50% menos. Esto significa que contaríamos con más tiempo pantalla de móvil encendido y además, poder subir el brillo estando en exteriores sin comprometer el consumo de batería. Importante diferencia, ¿no te parece?

Ventajas importantes como el ahorro de batería dejan al Micro-LED con un futuro prometedor
Ventajas importantes como el ahorro de batería dejan al Micro-LED con un futuro prometedor

Otra de las ventajas es que dura más tiempo a raíz de que se vale de materia inorgánica para obtener los colores y además, cuenta con fuentes propias de iluminación para poder funcionar.

Proyección a futuro de esta tecnología

Si todo pinta de color de rosa, literalmente, ¿por qué aún no se han implementado las pantallas Micro-LED? Bueno, el motivo principal es el costo. Las soluciones para tal propósito no son para nada económicas, básicamente porque se necesita de contar con capacidad de trabajar con material muy pequeño.

Si se pretende llegar a grandes números de pantallas Micro-LED fabricadas, se debe contar con una forma de trabajar automatizada. Algunos analistas optimistas indican que para el 2018 y 2019 estarían saliendo al mercado los primeros dispositivos con pantallas Micro-LED.  Sin embargo, no se ha logrado reducir costos de implementación de soluciones existentes para la fabricación. Se asume que hasta el momento, se sigue investigando y desarrollando alternativas. Mientras tanto, nos queda aguardar.

Vía AndroidAuthority y AndroidAyuda

También te puede interesar: Samsung Galaxy S8 recibe el premio a teléfono del año

Estoy especialmente enamorada del stoner/doom rock, los dispositivos móviles, Albert Camus y el ramen. Redacto en Android5x1.

  • Fernando Altamirano

    ¿Cómo va a desbancar a la tecnología OLED si recién está en pañales y es mucho más cara? Podrían abandonarla y crear algo nuevo y aún mejor. El título dice una cosa y la nota dice otra, hay que ser idiota. Y claro, de una rockera, tatuada y con cara de lesbiana, no se puede esperar otra cosa.