Compartir

Ayer se presentó el esperado, filtrado y polémico Samsung Galaxy Note 8. Teníamos muchas ganas de que llegara el momento y ver hasta qué punto Samsung era capaz de sorprendernos. Si bien es un terminal que todos querríamos, no es perfecto, vamos a conocer sus debilidades. Y por cierto, tan sólo vamos a decir qué se podría haber mejorado, pues todos sabemos que el dispositivo es una auténtica bestia y a ver quién diría que no a probarlo y tenerlo.

Los 5 grandes errores del Samsung Galaxy Note 8

Todo dispositivo que aparece en el mercado tiene puntos mejorables, el Samsung Galaxy Note 8 no iba a ser menos y concretamente vamos a apuntar en 5 direcciones diferentes para ver en dónde deberá mejorar el Note 9.

No llega con Android Oreo

Todo terminal de gama alta que salga sin Android 8.0 Oreo a partir de ahora llevará la etiqueta de “software obsoleto”. Alguno pensará: Pero si esa versión de software se presentó el lunes.

Android Oreo Note 8

De acuerdo, pero el terminal se lanzará a mediados de septiembre y tampoco se apuntó en la presentación a que actualizaría pronto. Por lo que mucho nos tememos que pasarán meses antes de que veamos Android 8.0 Oreo en el Note 8. Tomando como referencia la última gran actualización en la gama alta de Samsung, Android 7.0 Nougat llegó a los S7 y S7 Edge en el mes de marzo de este año, un año después de su lanzamiento y unos 6 meses después de liberarse la séptima versión de Android, ahí es nada.

Por tanto y de seguir esta tendencia, el Samsung Galaxy Note 8 podría no ver Android 8.0 Oreo hasta 2018, lo cual sería un lastre de cara al usuario ya que trae funcionalidades muy interesantes.

Posición del sensor de huellas

Creo que pocas personas dirán que el sensor de huellas del Samsung Galaxy S8 está en una posición ideal. Bien, pues imagina un terminal más grande y con el sensor en la misma posición. Sin haberlo probado ya estarás llegando a la misma conclusión que todos, es una huída hacia delante sin escuchar a nadie.

Sensor de huellas Note 8

Podremos estar de acuerdo en que estéticamente o por temas de simetría se ha decidido encapsular todo en esa zona de la parte trasera, hablo del sensor y de la doble cámara. Pero lo que no podemos pasar por alto es que se pone para “obligar” al usuario a usar el desbloqueo por detección de rostro o iris, tecnología que parece comienza a asentarse dentro de la gama alta. Siendo así, ¿no sería mejor dejar de implementar el sensor de huellas? Sea como fuere, es una mala posición y después de las duras y merecidas críticas recibidas por los S8 y S8+, han vuelto a desoír al usuario.

Batería, muy por debajo de lo esperado

El Samsung Galaxy S8 montaba una batería de 3.000 mAh para alimentar sus 5,8″, el S8+ 3.500 mAh para sus 6,2″ pero el Note 8 con 6,3″ monta una batería de 3.300 mAh, menos de lo que monta por ejemplo un Xiaomi Mi 6 con 5,15″, más de una pulgada menos. ¿Alguien encuentra la explicación?

Batería Note 8

El terminal vendrá con carga rápida, tanto mediante cable como con el cargador inalámbrico, pero 3.300 mAh se quedarán cortos. Es más, la propia Samsung lo ha advertido, la autonomía será ligeramente inferior a la del S8+. Las cifras no engañan y salvo que la doble cámara, los 6 GB de RAM o el S Pen sean de tu agrado, no merecerá la pena pagar los más de 1.000 € que costará y si, vamos a hablar ahora del precio.

1.010,33 € por un hardware ligeramente renovado

Doble cámara, 6 GB de RAM y una característica que el primer note ya traía, el S Pen. ¿Vale eso más de 1.000 €? Siempre dependerá de quién lo compre, pues para el que se conforma con menos, le parecerá una tomadura de pelo, pero para el que quiera lo mejor, más puntero y premium el Note 8 será la mejor opción.

Soltar más de 1.000 € por un terminal está al alcance de muy pocos, incluso con financiación sigue siendo un terminal realmente caro

Pero trae el mismo procesador del Galaxy S8 y se ha aumentado la RAM ya que se llevaban dos generaciones usando 4 GB. El diseño ha variado, pero el I+D no compensa eso, entonces, ¿Por qué tan caro?

Precio Note 8

Desde luego las cuentas de Samsung quedaron algo maltrechas con la gran decepción y fiasco que supuso el Note 7. Por tanto, es lógico que este Note 8, siendo como es el mejor terminal de la historia de la compañía intente reflotar un poco las cuentas. Seguramente lo haga, pero también se ha convertido en objeto de las iras de muchos usuarios que no podrán acceder a él por la suma que hay que desembolsar.

Una gama que necesita una renovación

La gama Note resucitó el stylus, también innovó con el primer dispositivo con pantalla curvada, un Samsung Galaxy Note Edge que sorprendentemente vendió muy bien, todo por ser diferente, por ofrecer algo que nadie había mostrado antes.

Innovación Note 8

La gama Note era sinónimo de garantías a la hora de encontrarte cosas que nadie tenía o que de alguna forma no habían explotado a esos niveles. Era sinónimo de sorprenderte a cada uso que le dabas y de sentir que tenías algo único. Ahora es simplemente un Galaxy S8+ vitaminado con S Pen, como lo llaman muchos (a ver quién lo niega).

¿No habría sido maravilloso incluir el sensor de huellas en la pantalla? ¿No habría estado genial incorporar una tecnología para hacer vídeos en 360º? ¿Y qué tal una pantalla plegable? Si, quizás esté queriendo adelantar demasiado lo que vendrá próximamente, pero podemos decir sin miedo a equivocarnos que el Samsung Galaxy Note 8 es un dispositivo de transición. Nos vemos en 2018.

También podría interesarte: HTC sólo actualizará 3 dispositivos a Android Oreo.

mm
Apasionado amante de la tecnología, aprender sobre cualquier tema y coordinador del proyecto Android 5x1. También ayudo en Apple 5x1.