Compartir

Ayer fue uno de esos días en los que la parte económica y empresarial del sector tecnológico deja en un segundo plano a la tecnología en sí misma. Porque, por si queda algún despistado, ayer se anunciaba que Google adquiría parte de la compañía taiwanesa HTC, por la cantidad de 1.100 millones de dólares. Con esta adquisición como telón de fondo, hoy queremos hacer un repaso a las diez compras más caras que ha realizado en su historia la compañía norteamericana.

Las 10 compras más caras de Google

Como en todo “top” que se precie, empezaremos desde la más barata para ir llegando a la más cara, aunque ésta fue tan sonada en su día que muy probablemente ya la conozcáis todos sin necesidad de leerla. Por supuesto, como podréis imaginar, va a haber bastantes saltos temporales, porque la Google tiene ya un bagaje considerable (no en vano, el próximo año se cumplen veinte años desde su fundación). Empecemos, pues, con el ranking que, por cierto, nos llega de la mano de la gente de Statista.

Gráfica Compras de Google

En la décima y en la novena posición, nos encontramos con un empate. Así, en 2016 Google adquirió por 625 millones de dólares Apigee, un desarrollador con cuyas APIs (de ahí el nombre, claro) los de Mountain View quisieron potenciar sus propios servicios en la nube. Nueve años antes, en 2007, por la misma cifra Google compraba Postini, una compañía experta en la seguridad de las comunicaciones.

Si ascendemos hasta la octava posición, nos encontramos con la adquisición de ITA, en 2010, por 700 millones de dólares. Google sabía que una de las cosas más solicitadas en su buscador era información sobre viajes, billetes de avión, hospedaje, etc. Con la compra de ITA querían introducirse, precisamente, en el mundo de los viajes. Ligeramente por encima, en la séptima posición, se sitúa la compra de AdMob en 2009, la compañía especializada en publicidad en dispositivos móviles, por la que Google pagó unos 750 millones de dólares.

Logo de AdMob
Logotipo de AdMob, la compañía especializada en publicidad móvil.

Justo por debajo, en la sexta posición, se sitúa precisamente la compra de parte de HTC, concluida ayer mismo, por un total de 1.100 millones de dólares, con la que Google pretendería potenciar su propio hardware.

En el quinto lugar nos encontramos con la adquisición de Waze, en el año 2013, por un montante de 1.300 millones de dólares. Con ella, Google reforzó su servicio de Google Maps, especialmente con la introducción de la información de tráfico. En cuarta posición, una de las más conocidas: la adquisición de YouTube, en 2006, por un total de 1.650 millones de dólares. No creo que sea necesario explicar qué supone YouTube en la actualidad, ¿no?

YouTube

Y ahora ya llegamos al “top 3” de compras más caras de la compañía. En el tercer puesto, vemos la compra de DoubleClick en 2007. Se trata también de una empresa dedicada a la publicidad online, que Google logró llevarse incluso por delante de Microsoft, que también pujaba por ella en aquellos días. Eso sí, pagando la nada desdeñable cantidad de 3.100 millones de dólares. En el segundo lugar se sitúa la adquisición de Nest Labs, la empresa dedicada a la fabricación de termostatos y alarmas de incendios, en lo que parecía un movimiento de apuesta por los “hogares inteligentes”.

Por último, la cúspide de la pirámide, el puesto más alto del pódium, lo ocupa la famosa (y accidentada) compra de Motorola. Es, con mucha diferencia, la compra más cara que haya hecho nunca la compañía: pagó por ella 12.500 millones de dólares, casi lo mismo que todas las demás juntas.

Motorola logo

Probablemente la idea original fue la misma que se persigue ahora con la compra de HTC, esto es, hacerse fuerte en la producción de hardware. Cuando, finalmente, en 2014 Google malvendió Motorola a Lenovo (la vendió por 2.910 millones de dólares), surgieron varias teorías al respecto. Unos dijeron que Google sólo quería quedarse con las patentes de la compañía; otros, que Google se había visto abocada a vender por las presiones de los demás fabricantes (especialmente, de Samsung), que no veían con buenos ojos su incursión en la fabricación de hardware propio. O, tal vez, las dos cosas al mismo tiempo. O ninguna.

Hasta aquí nuestro repaso a las compras más caras que ha hecho la compañía de Mountain View. Probablemente haya más en el futuro y, quién sabe, tal vez tengamos que modificar esta lista.

“Treintaypicoañero” y eterno estudiante. Juntaletras primerizo. Aficionado a la tecnología, a los videojuegos, al cine, a la lectura y a otras muchas cosas, en especial si están relacionadas con el ocio.