Compartir

Hacia mediados del pasado mes de septiembre, os contamos que Google anunciaba la compra de parte de la división de telefonía móvil de HTC. Ahora, suponemos que después de atar los últimos flecos legales, económicos y de recursos humanos que quedasen pendientes, la compañía de Mountain View ha anunciado oficialmente que la compra se ha completado. O lo que es lo mismo, que ambas partes han empezado ya a cumplir las obligaciones contraídas en el acuerdo.

Google anucia la llegada de los nuevos empleados

Así es, a través de una publicación en el blog de la compañía, se ha oficializado la llegada de los ingenieros, que ahora pasan a trabajar para Google, y cuyo “fichaje” era uno de los puntos claves del acuerdo. Porque, si recordáis los términos del contrato, Google se obligaba a pagar 1.100 millones de dólares a cambio de unos 2.000 empleados de la división “Powered by HTC”. Además, el fabricante taiwanés también se comprometía a facilitar una licencia a Google para trabajar con su propiedad intelectual.

Google aduiere parte de HTC

Rick Osterloh, Vicepresidente Sénior de la división de Hardware de Google y firmante de la publicación ha señalado: “estoy encantado de que hayamos cerrado oficialmente el acuerdo con HTC y damos la bienvenida a un equipo increíblemente talentoso que viene a trabajar en productos incluso mejores y más innovadores en los año venideros“.

Además, el señor Osterloh ha aprovechado la ocasión para loar los éxitos conseguidos por los ingenieros de HTC en el pasado, en el campo de la innovación. Así, ha señalado varios casos en los que el fabricante taiwanés logró ser el primer en hacer algo concreto, como cuando puso en el mercado el primer dispositivo 3G (en 2005) o el primer teléfono unibody completamente construido en metal (2013).

HTC

Por cierto, tal y como dijimos en septiembre al anunciar este acuerdo, esta adquisición parcial no significa en modo alguno que HTC vaya a desaparecer del mapa. De hecho, si soléis seguir la información con nosotros, ya habréis visto que en varias ocasiones hemos hablado de nuevos dispositivos de la taiwanesa tras el anuncio del acuerdo.

Google apuesta fuerte por el hardware

Cuando nos hicimos eco del acuerdo entre ambas compañías, nos percatamos de que Google estaba pensando en construir una importante división de hardware. Al poco de salir a la luz la adquisición, junto con la presentación de sus Pixel 2, los de Mountain View mostraron una nueva generación de su línea de productos Made by Google, entre los que se encontraban varios altavoces, el Pixelbook o los Pixel Buds, que generaron bastante revuelo. Así, la compañía dejaba claro que si interés en este mundo de la telefonía no sólo pasa por el sistema operativo, sino que también quieren aportar su granito de arena en el hardware.

Made By Google

Si prestamos atención a algunos “mentideros” de internet, el gigante californiano también tendría en mente crear su propio SoC o microprocesador, al más puro estilo Qualcomm, MediaTek, Apple, Samsung, Huawei o la propia Xiaomi. De hecho, ya conocimos un primer acercamiento hacia ese objetivo con el Pixel Visual Core, el microprocesador encargado del apartado fotográfico de los Google Pixel 2.

Por el momento, claro, sólo son especulaciones, pero viendo los últimos movimientos de la compañía, ¿no pensáis que tendría cierto sentido?

"Treintaypicoañero" y eterno estudiante. Juntaletras primerizo. Aficionado a la tecnología, a los videojuegos, al cine, a la lectura y a otras muchas cosas, en especial si están relacionadas con el ocio.