Compartir

El gigante surcoreano Samsung, que es el mayor fabricante de dispositivos móviles del mundo, suele lanzar en los primeros meses de cada año una nueva iteración de la familia de terminales con la que mayores reconocimientos ha cosechado: los Samsung Galaxy S. En el momento de ser lanzados, el fabricante suele dotar a estos teléfonos con las mejores tecnologías disponibles. A este respecto, hoy nos hemos enterado de que la compañía asiática ha hecho oficial su procesador Exynos 9810, que precisamente será el cerebro de su próximo teléfono de gama alta, esto es, el Samsung Galaxy S9.

Samsung hace oficial su nuevo procesador Exynos 9810

Lo cierto es que la compañía mantiene cierto “oscurantismo” alrededor del procesador, quizá porque es aún un poco pronto para hacer públicos todos los detalles. Es decir, que Samsung confirma claramente su existencia, lo define como un procesador de gama alta (esto deja bien a las claras para qué dispositivos está destinado) y nos da un par de pinceladas sobre algunas de las posibilidades técnicas de este Exynos 9810. De hecho, no sabemos mucho más que cuando allá por el mes de junio ya os contamos que el fabricante surcoreano estaba trabajando en él.

Procesador Exynos 9 2

Pese a que de un tiempo a esta parte se viene especulando con que este Exynos 9810 podría estar fabricado en 7 nanómetros, las últimas afirmaciones apuntan a que esta tecnología de proceso quedará para más adelante; por tanto, el nuevo procesador de Samsung estará fabricado en 10 nanómetros (de segunda generación, según nos cuentan desde la compañía). También existen algunos rumores que que se aventuran a afirmar que sería un eventual Galaxy Note 9 el primer dispositivo de la casa en incorporar un procesador fabricado en tecnología de 7 nanómetros. Se nos antoja quizá un poco precipitada esta previsión, pues a priori lo más probable sería que los S y los Note compartiesen un mismo procesador (así ha sucedido en los últimos años). Sea como sea, tocará esperar para salir de dudas.

Por otro lado, también han confirmado que el nuevo “cerebro” de los futuros Galaxy S9 y S9+, incorporará un módem LTE compatible con 6CA, lo que viene a significar que la velocidad de descarga por red de datos podría llegar hasta los 1,2 Gbps, es decir, que mejoraría las actuales velocidades del 8895 que montan los topes de gama actuales de Samsung.

Galaxy S9

También se nos habla de una mejora en la GPU. Aún no sabemos por qué derroteros querrá discurrir Samsung con sus futuros buques insignia, pero no sería extraño que la gráfica de este Exynos 9810 incorporase soporte de algún tipo para la inteligencia artificial o la realidad aumentada, pues algunos de los grandes competidores de Samsung parecen haber centrado algunos de sus esfuerzos en esos ámbitos.

Exynos 9810 y Snapdragon 845

Es ya habitual que Samsung presente sus gamas altas en dos variantes distintas, con dos procesadores distintos, dependiendo del mercado al que vayan destinados. En el ejemplo más reciente, tanto los S8 y S8+ como el Note 8 vieron la luz en dos variantes, con el Exynos 8895 y con el Snapdragon 835.

A finales de octubre, mi compañero Alexis os informaba de que el Snapdragon 845 podría ser desvelado este mismo año, en el mes de diciembre. Al menos en el momento de escribir estas líneas parece claro que una de las variantes del futuro Samsung Galaxy S9 incorporaría este nuevo procesador de Qualcomm, mientras que la otra variante montaría el ya mencionado Exynos 9810. Porque, aunque probablemente una de las aspiraciones de Samsung sea la autosuficiencia en todos los niveles del hardware de sus dispositivos, quizá es demasiado pronto para cerrarle la puerta a los procesadores de Qualcomm. En todo caso, en los próximos meses todas estas dudas irán resolviéndose poco a poco.

"Treintaypicoañero" y eterno estudiante. Juntaletras primerizo. Aficionado a la tecnología, a los videojuegos, al cine, a la lectura y a otras muchas cosas, en especial si están relacionadas con el ocio.