Compartir

No nos deja de llegar nueva información sobre el Samsung Galaxy S8, hace unas semanas que fue presentado y es el terminal de moda. Si habéis estado atentos a las noticias sobre él, sabréis que es un dispositivo con un precio elevado (que no caro) rondando los 800 euros en su variante normal y mas de 900 en el Plus, ya no hablamos de su modelo de lujo. Esto es un aumento de unos 100 euros sobre su anterior versión, el Samsung Galaxy S7.

¿Porque es más caro este S8? La respuesta es sencilla, es más caro de fabricar. Una diferencia que según nos cuentan es de entre 35 y 40 euros, contando solo los materiales en bruto.

¿Cuánto cuesta fabricar un Samsung Galaxy S8?

La respuesta a esta pregunta es un poco más complicada, si hablamos otra vez de los simples materiales sueltos: panel de la pantalla, memoria RAM, batería… el coste de fabricación asciende a unos 307,50 dólares. Por lo que el precio de venta del dispositivo seria más del doble.

Samsung Galaxy S8 y S8+
Samsung Galaxy S8 y S8+

¿Quiere decir esto que Samsung gana casi 400 euros por cada teléfono vendido? Por supuesto que no, en ese precio solo estamos contando simples piezas sueltas y nos estamos olvidando de todo lo que hay detrás de la construcción de un smartphone como este. Aunque a nosotros nos diesen las mismas piezas que monta un Samsung Galaxy S8, no tendríamos lo mismo que tenemos cuando abrimos la preciosa caja del nuevo tope de gama de Samsung. Para encajar todos esos componentes y hacerlos funcionar a la perfección hacen falta ingenieros que realicen el diseño, y esa gente tiene que cobrar.

Pero eso es solo una de las muchas variantes que nos encontramos, tenemos gastos por el marketing, Samsung se gasta millones en promocionar este terminal de diversas formas. También el gasto en innovación y desarrollo para diseñar todas las características que implementa el teléfono, tanto en hardware como en software. Y los dispositivos una vez que salen de la fábrica no llega por arte de magia hasta la tienda para que los compremos, hay unos abundantes gastos de distribución que implican la contratación de muchas personas y el uso de muchas herramientas.

Samsung Galaxy S8
Samsung Galaxy S8

Así que si pensaste que Samsung te estaba robando por ofrecer a 700 euros algo que a ellos les cuesta fabricar 300 quítatelo de la cabeza, es mentira. Además tenemos que entender que el Samsung Galaxy S8 es un smartphone que tiene una gran demanda, es uno de los más vendidos año tras año y eso le exige a los coreanos intentar sacar el mayor margen de beneficios posibles, como a cualquier otra empresa en su situación.

Con este artículo no me estoy metiendo en si el precio del Galaxy S8 es correcto o no, eso es algo subjetivo y dependerá de las necesidades y gustos de cada uno. Lo que quiero expresar es que el argumento del coste de fabricación para atacar al precio de venta es absurdo y no concuerda con la realidad.

mm

Estudiante de Ingeniería Informatica del Software y apasionado de la tecnología. Redactor en la mejor web sobre todo lo relacionado con el mundo Android.