Compartir

El verano ha llegado, y con el unas temperaturas que están asfixiando a la mayoría de la península española. En algunas zonas salir a la calle es toda una odisea, debemos tomar muchas precauciones para evitar riesgos, tomar mucha agua, buscar la sombra en horas de máximo calor…. Pero hay un elemento que también esta en peligro en estas fechas y al que no solemos prestar mucha atención, ese es nuestro smartphone.

Todos los aparatos electrónicos suelen sufrir con el calor, eso y el agua son dos factores por los que muchísimos dispositivos se estropean en verano, con el primero ya solemos tener mucho cuidado, pero el segundo es igual de peligroso y mucha gente todavía no lo sabe. Además, como solemos tener nuestro móvil siempre con nosotros, es uno de los que más perjudicado suele salir. En este artículo os contaremos todo lo que necesitas saber para que tu terminal este totalmente a salvo.

La batería, lo más perjudicado por el calor

La parte a la que tenemos que prestar más atención de nuestro teléfono es a la batería, es el elemento a la que menos temperatura debe estar. Con unos 60 grados ya empezaríamos a sufrir daños en la misma y de una manera irreversible, lo que provocaría que su duración se viese mermada. Además, en la actualidad la mayoría, por no decir todos, de los smartphone vienen con la batería integrada y repararla exige abrir el dispositivo, cosa que no suele ser barata.

Android calor

 

Otro componente de riesgo es el procesador, el corazón del dispositivo. Este chip ya produce una gran cantidad de calor por el mero echo de estar en funcionamiento, si además, a esto le sumamos un gran calor externo, podemos cargarnos por completo el aparato. Como os comentamos más abajo, en estos casos extremos, el teléfono nos avisa y no nos deja continuar usándolos, precisamente para evitar una avería. Pero llegar a esta situación muchas veces, puede provocar problemas internos muy difíciles de solucionar.

Por último, otros elementos que pueden verse afectados son la carcasa externa o la pantalla. En el primero de los casos, suele pasar cuando nuestro terminal es de plástico, material que puede deformarse por el calor. También en las pantallas que hayan sido pegadas con algún tipo de adhesivo las altas temperaturas pueden estropearlas.

Algunos consejos para prevenir peligros

Después de hablaros de algunos de los problemas que podemos tener por culpa del calor en verano, no podíamos irnos sin daros consejos para prevenirlos. Probablemente muchos de ellos ya los conocéis, pero nunca esta de más recordarlos.

1. No dejéis aparatos uno al lado del otro

Esto es un error muy común, por comodidad solemos colocar varios teléfonos juntos o el teléfono y tablet, esto provoca que si uno de ellos se calienta, este calor se transmita de un dispositivo a otro.

2. Cuánto menos lo utilices, mejor

Esta claro que cuantas más cosas hagamos con el smartphone y durante más tiempo, más calor se producirá dentro del mismo. Tenemos que huir de largas sesiones con el teléfono en funcionamiento y de el uso de apps pesadas cuando estemos al sol o el calor donde nos encontremos sea muy fuerte.

También es recomendable hacer uso de el modo avión o apagar alguno de los servicios como el Bluetooth/Localización si no les estamos dando un uso continuo.

3. Cargarlo es un proceso de riesgo

Seguro que alguna vez, después de cargar nuestro terminal, lo habéis cogido y sentís que el exterior está bastante caliente, el proceso de cargar ya produce mucho calor por si mismo. Pero si además lo juntamos con las grandes temperaturas actuales, la combinación es mortal. Tenemos que intentar cargarlo en zonas frías o horas del día donde ya no haga tanto calor.

Si lo que estamos usando es una batería portátil, debemos hacerlo con un cable muy largo, para separar los dos aparatos y que no se transmitan calor del uno al otro.

4. Si lo notamos muy caliente, debemos tomar medidas

Android calor
Aviso de Android cuando el calor es muy elevado.

Puede ocurrir que aun siguiendo los consejos que os hemos dado, nuestro smartphone alcance una temperatura peligrosa. Muchos de los dispositivos actuales nos muestran un aviso en el que nos indican esta situación, pero llegar a este punto no es nada recomendable, en cuanto empecemos a notar que el teléfono nos quema y es difícil de sujetar, podemos empezar estos pasos:

  • Apagar el dispositivo.
  • Eliminar cualquier tipo de funda o carcasa que lleve nuestro smartphone, si su batería es extraíble, quítasela.
  • Aléjalo de cualquier fuente de calor.
  • Acércalo, si es posible, a un ventilador o aire acondicionado.
  • Bonus track: ni se te ocurra meterlo en la nevera/congelador, la humedad puede ser igual de mala.

También te puede interesar: Xiaomi Mi 6 disfrutará un tiempo en exclusiva de MIUI 9.

mm
Estudiante de Ingeniería Informatica del Software y apasionado de la tecnología. Redactor en la mejor web sobre todo lo relacionado con el mundo Android.