Compartir

En mayo de este año, Pebble nos presento dos nuevos relojes inteligentes, los Pebble 2 y Pebble Time 2, principalmente enfocados a entrar en el mercado de los relojes deportivos. Como es habitual en la compañía, que vio la luz de esta manera, sus productos se financiaron mediante una campaña de crowdfunding en Kickstarter y hace unos meses las primeras unidades empezaron a llegar a los compradores. Yo he tenido la posibilidad de tener uno entre mis manos – o más bien en mi muñeca- durante unos cuantos días, los suficientes para forjar una opinión sobre este dispositivo de precio moderado.

Hace unas semanas supimos de la compra de Pebble por parte de Fitbit lo que provocó la cancelación de todos los pedidos de los productos que la compañía tenía en venta, devolviendo el dinero a los compradores. Sin duda una mala noticia ya que tan solo los afortunados, como nosotros, que ya hubiesen recibido este gran reloj podrán disfrutarlo de ahora en adelante.

El Pebble 2, amor a primera vista

El Pebble viene empaquetado en una caja, roja en nuestro modelo, de diseño simple y con poco que distraiga del elemento principal. En su interior, el preciado reloj, una correa y el cable de carga, además de la tradicional garantía y unas pegatinas.

Hay un pequeño manual de instrucciones impreso en la misma caja que se abre a modo de tríptico, con las funciones básicas de los botones, lo suficiente para poder encenderlo y pasar a configurarlo todo en nuestro dispositivo móvil.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El reloj se conecta a nuestro terminal a través de Bluetooth usando como puente la siguiente aplicación que tendremos que instalar antes de poder usarlo.

Pebble
Price: Free

Su conexión es simple e intuitiva, se hace en un par de rápidos pasos siguiendo las instrucciones que la misma aplicación nos va dando, por lo que no nos detendremos mucho en este aspecto.

Desde la aplicación podemos ver un historial de nuestro sueño, nuestro movimiento y nuestras pulsaciones, a su vez tenemos dos pestañas, una para las esferas o watchfaces (la interfaz principal en la que visualizaremos la hora y algunos widgets) y otra para las aplicaciones, ambas con sus propias tiendas para poder buscar y añadir las que más nos gusten a nuestro reloj.

Especificaciones técnicas

¿Qué trae de nuevo esta versión?, nos podríamos preguntar. La respuesta es sencilla, el Pebble 2 ha traído bastantes novedades respecto a su hermano mayor, principalmente apuntándolo más hacia el campo de los relojes deportivos que al de los relojes inteligentes. (Algo que puede haber propiciado la compra por parte de Fitbit)

Los Pebble tienen fama de ser los relojes inteligentes con la mayor autonomía al mejor precio, que a pesar de no contar con una pantalla táctil, llega a cumplir, y con creces, con las expectativas que se pueden esperar de un reloj inteligente.

Este nuevo vitaminado Pebble hereda lo mejor de la versión anterior

El Pebble 2 cuenta con una pantalla de 1,25” de tinta digital no táctil con una resolución de 144×168 píxeles (176ppp). Su procesador es un ARM Cortex-M4 y cuenta con una memoria RAM de 256 KB y una memoria interna de 8 MB. Tiene una batería de 150 mAh lo que nos da para disfrutar de él, dándole un uso normal, unos 5 o 6 días.

Como veis no son unas especificaciones impactantes y si lo comparásemos con el resto de relojes inteligentes del mercado podría parecer que sale perdiendo, pero ya os adelanto que no es así. El Pebble 2  viene con el Pebble OS 4 integrado y como os he dicho antes funciona de maravilla y sin ningún tipo de latencia, es decir, va muy fluido, pero de eso os hablaré más adelante.

Monitor de frecuencia cardíaca

Un sensor que prácticamente todos los relojes incorporan hoy en día y que sin duda es una acierto su incorporación a esta nueva versión. El sensor arroja unos datos fiables y precisos si lo comparamos con uno de pecho, que a pesar de ser algo mejor, sin duda para la mayoría de aficionados, y no tan aficionados, al deporte es una muy buena opción, y todo integrado en un mismo aparato.

Pebble 2 sensor

La incorporación de este sensor nos permite rellenar las pequeñas deficiencias que tenia este reloj en su versión anterior en lo que a la faceta deportiva se refiere. Ahora nuestro Pebble, gracias a una nueva aplicación llamada “entrenamiento”, nos mostrará datos como la mencionada frecuencia cardíaca además de los pasos que damos, la distancia y el ritmo.

Resistencia al agua

La característica anterior se complementa con esta novedad que sin duda es bien acogida, por que, ¿de que nos sirve un reloj que lo usamos para evitarnos las molestias de sacar nuestro terminal cada vez que nos llega un mensaje o una llamada, si cada vez que queremos lavarnos las manos, ducharnos o incluso darnos un chapuzón tenemos que quitarlo?

El Pebble 2 es resistente al agua hasta los 30 metros de profundidad, imprescindible para cualquier smartwatch con aspiraciones deportivas.

Micrófono

Cuenta con un micrófono que permite responder emails y mensajes de forma sencilla (siempre dependiendo del sistema operativo de tu teléfono, ya que desde iOS es imposible, al menos de momento). También lo podrás usar para añadir recordatorios o alarmas de forma sencilla y rápida.

Batería

Uno podría esperar que la incorporación del monitor de frecuencia cardíaca y la reducción de grosor, afectaran negativamente a la batería del reloj. Pero no es así. El Pebble 2 mantiene la excelente cifra de 5-7 días de autonomía. La carga se realiza a través del cable usb que viene en la caja, y se conecta al reloj magnéticamente.

Pebble 2 carga

Sistema operativo y aplicaciones

El Pebble 2 trae consigo, como comentamos anteriormente el Pebble OS 4, una renovada versión que principalmente da soporte a todos los sensor que incluye.

Gestión de la información y notificaciones

La principal filosófica de este sistema operativo es la de agrupar toda la información en una línea de tiempo, gracias a esto se puede acceder a ella sin tener que ir a buscarla a cada aplicación. Se acciona pulsando el botón inferior, y con tan solo este simple gesto tendremos en pantalla toda la información sobre el futuro, desde  las citas del calendario, hasta la previsión del tiempo, las alarmas que tienes configuradas, recordatorios, etc.

Una idea muy interesante y útil sobre todo si eres de los que usa el calendario de tu dispositivo para organizarte.

Pebble 2 linea de tiempo

Para agilizarnos mucho más el día a día, Pebble OS 4 nos permite asignar una función cuando realizas una pulsación prolongada en uno de los cuatro botones que tiene.

Por ejemplo, puedes acceder a todas las notificaciones, lanzar la cuenta atrás, dictar tu próxima cita o poner el smartwatch en modo avión, con una sola pulsación.

En cuanto a las notificaciones, lo típico, desde la aplicación en nuestro smartphone podremos seleccionar cuales queremos que nos lleguen a nuestro Pebble.

Además podemos contestar a los mensajes y correos haciendo uso del micrófono incorporado, algo que por desgracia no esta disponible para los usuarios de iOS debido a las limitaciones del sistema. Los usuarios de Android sin embargo, no tienen ningún problema y pueden disfrutarlo en todo su esplendor. He de decir que esta opción funciona perfectamente, transcribe correctamente lo que decimos y pocas veces a escrito algo erróneo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Aplicaciones y watchfaces

Podríamos pensar que sin siquiera una pantalla táctil a color, los Pebble 2 pertenecerían al mercado de las pulseras cuantificadoras o los relojes deportivos, pero no es así y son las aplicaciones y los watchfaces los que marcan la diferencia.

Pebble cuenta con el mayor ecosistema de aplicaciones y watchfaces para smartwatches, más de 10.000. La gran mayoría de ellas ya son compatibles con el Pebble 2, pero algunas aún deben actualizarse. La variedad de watchfaces es enorme, pudiendo elegir entre las que sólo muestran la hora o aquellas que incluyen la información del tiempo, calendario y la actividad física realizada hasta el momento. Algunas de las que ya se han actualizado muestran, además de pasos, distancia recorrida y horas de sueño, las pulsaciones por minuto.

En cuanto ha aplicaciones tenemos muchas para escoger, desde una de recordatorios y tareas, que podemos ir añadiendo desde el propio reloj, hasta juegos clásicos como el Tetris o el famoso Flappy bird.

Pebble 2 flappyGracias a la incorporación del nuevo sensor de ritmo cardíaco, la aplicación “Entrenamiento” se ha visto favorecida, y ahora es más funcional. Tenemos varios modos entre los que destacan el de correr o andar. Una vez seleccionado uno de ellos empezara la cuenta atrás y acto seguido aparecerán en la pantalla datos como la distancia recorrida, las pulsaciones, el ritmo y la duración total. Podemos ver mas datos y acceder al historial de nuestras pulsaciones y  del sueño desde la pantalla de la hora pulsando el botón superior derecho. (Desde la nueva aplicación de Pebble para nuestro teléfono también podemos visualizar estos datos)

Una de los aspectos más sorprendentes es que el Pebble 2 es capaz de monitorizar nuestra actividad de manera automática, sin tener que decirle nosotros que vamos a correr o andar desde la aplicación por ejemplo, ya que él solo detectará si te duermes, si andas para ir a buscar una cosa a la cocina o si vas a pasear a tu perro.

Pebble 2 Salud

La plataforma de Pebble ha mejorado muchísimo en el apartado de salud. Tanto, que se sincroniza con Apple Health y Google Fit.

Diseño

Una vez aclarados los pasos para iniciarlo, enlazarlo y haber hablado sobre sus especificaciones, toca hablar del diseño.

Podríamos decir que es una versión refinada y más deportiva de su predecesor. Básicamente han reducido los marcos y adelgazado el cuerpo del reloj manteniendo los 4 botones habituales, cubiertos esta vez por una capa blanda de silicona, algo que los dota de un tacto agradable y diferente.

El cuerpo del reloj es de policarbonato, no de acero inoxidable, como en el Pebble Time Steel o el Round. Por lo tanto, no transmite la misma sensación premium que estos modelos, aunque tampoco lo pretende. La pantalla del Pebble 2 está protegida con Gorilla Glass 3, lo cual le otorga mayor resistencia que el plástico del original.

Pebble 2 lateral

En la parte posterior de la caja, se encuentra el nuevo monitor de frecuencia cardíaca que a pesar de sobresalir un poco resulta bastante cómodo al llevarlo puesto.

El smartwatch es tan ligero y fino que apenas notas que lo llevas puesto

El reloj viene acompañado de una correa de silicona de color negro, muy cómoda y agradable al tacto. También cuenta con el mecanismo de intercambio rápido. Además, al ser una correa estándar de 22mm, podrás personalizarlo eligiendo entre la gran variedad de modelos que ya existen en el mercado.

Conclusiones

Desde mi punto de vista, es un gran reloj a un precio contenido, que cumple con todo lo que se puede esperar de un smartwatch. Es capaz de hacer muchas cosas y hacerlas para rato, gracias a su pedazo de batería. En lo que a diseño se refiere, mantienen los rasgos familiares, pero mucho más estilizados, lo que me encanta. La combinación de colores también es acertada. Creo, ya que me considero una persona deportista, ha sido un grandísimo acierto incorporar el sensor de ritmo cardíaco, además de la resistencia al agua hasta 30 metros, algo que también lo condenó, ya que probablemente fuera eso lo que propició que Fitbit los comprara.

Pebble 2

¿Qué opinas sobre el Pebble 2? Por supuesto si tienes alguna duda acerca del reloj o de su funcionamiento no dudes en preguntárnoslo en los comentarios.