Compartir

Vaya por delante, para despejar cualquier tipo de duda al respecto, que en Android 5×1 estamos convencidos de que el iPhone X, que sale hoy mismo a la venta, será un teléfono sobresaliente. De hecho, sabemos que se colará directamente entre los mejores, sin duda. No obstante, también tenemos la firme convicción de que en el ecosistema Android contamos con varios exponentes que podrían hacerle frente a lo nuevo de Apple sin, ni mucho menos, perecer en el intento. Hoy os traemos seis ejemplos, aunque sabemos que en esta lista podría colarse alguno más de los topes de gama que hemos visto este año.

¿Por qué creemos que son mejores? Básicamente por dos razones: por un lado, las características técnicas en conjunto de los smartphones que hemos elegido no tienen nada que envidiar al iPhone X y, por el otro, todo ellos se pueden encontrar por un precio más bajo que el teléfono de Apple. Por tanto, en definitiva, creemos que son mejores opciones. Y recordad, es nuestra opinión, no la verdad absoluta. Os invitamos desde ya mismo a dejarnos la vuestra en los comentarios.

Huawei Mate 10 Pro

Aunque ya damos por hecho que todos los teléfonos que hoy mostramos reúnen unas condiciones mínimas de rendimiento y unos mínimos de calidad, no está de más recordar que este Huawei Mate 10 Pro incorpora el nuevo procesador HiSilicon Kirin 970, de fabricación propia, diseñado con la inteligencia artificial en mente.

Como ya dijimos en su presentación, la inteligencia artificial juega un papel crucial en el apartado fotográfico gracias, por ejemplo, al reconocimiento de objetos y a la selección de ajustes automática dependiendo de dicho objeto. Y es que, dejando a un lado la inteligencia artificial, las capacidades fotográficas de este Huawei Mate 10 Pro serán excepcionales, como así demuestran las pruebas de DxOMark, en las que se sitúa incluso por encima del Note 8 y el iPhone 8 Plus.

Y no queremos olvidarnos de su enorme batería (4.000 mAh), que promete darnos una autonomía considerable. Y tampoco queremos pasar por alto su “Modo PC”, con el que obtendremos una experiencia cercana a la que nos brinda un ordenador simplemente conectando el teléfono a un monitor. A falta de probarlo en primera persona, la presencia de esta funcionalidad es importante per se.

Huawei Mate 10 Pro filtración

Por supuesto, sólo estamos centrándonos en aspectos quizá diferenciales, pero el resto de apartados del teléfono tendrán poco o nada que envidiar al iPhone X. Por tanto, tendremos un rendimiento fuera de toda duda y un apartado fotográfico excepcional, y todo ello por un precio que se queda por debajo de los 800 euros. 799 euros, para ser más exactos.

Google Pixel 2 XL

No podemos ocultar que, en los últimos días, el dispositivo de Google está siendo objeto de bastantes críticas por presentar problemas en algunas de sus unidades. Sin embargo, siempre que nuestro dispositivo esté en óptimas condiciones (que son la mayoría), estamos igualmente ante un teléfono sobresaliente.

Al igual que con el Mate 10 Pro, no entraremos a valorar cada uno de los apartados y, simplemente, diremos que su rendimiento, fluidez y estabilidad están más que contrastados, pues al funcionar con Android puro y un procesador de reconocida competencia (Snapdragon 835), lo raro sería que diese algún problema en ese sentido.

También en este caso debemos centrarnos en el apartado fotográfico que, como ya os contamos en su día, alcanzó la puntuación más alta en las pruebas de DxOMark. Dejando a un lado que pueda ponerse en duda la imparcialidad de estas pruebas, la realidad es que la cámara es puntera a día de hoy. Y digo bien, “cámara”, en singular, porque no cuenta con una doble cámara. Pero, a la vista de los resultados, parece que no le hace demasiada falta.

¿Y por cuánto nos saldría? Para comprarlo “a tocateja”, deberíamos desembolsar 959 euros, aunque ya os contamos que podría adquirirse a través del operador Orange por un poco menos, dependiendo de las tarifas. En cualquier caso, más barato que el iPhone X.

Samsung Galaxy Note 8

El tope de gama de Samsung es de esos dispositivos que no dejan indiferente a nadie desde el primer vistazo. Esa pantalla “infinita” y esos marcos minimalistas y redondeados conforman un apartado estético impresionante. Es cierto que hay decisiones de diseño cuestionables, como la ubicación del sensor de huellas que, salvo que tengas las manos de un gigante, será imposible que alcances de forma cómoda con tu índice. En cualquier caso, estas decisiones estéticas tienen un impacto directo en el uso del teléfono, pues es un auténtico lujo consumir contenido multimedia en esa pantalla, con un brillo espectacular incluso en exteriores.

Nuevamente, no ahondaremos demasiado en cuestiones de rendimiento puesto que, como ya dijimos, a este nivel la calidad en estos apartados está fuera de toda duda (con cualquiera de los dos procesadores que monta, según regiones). Y otra vez debemos hacer hincapié en un apartado fotográfico de infarto, con un sensor principal, parte de la doble cámara trasera, muy, muy luminoso. Debemos hacer especial mención al modo retrato, que está muy bien trabajado por parte de Samsung.

El S-Pen supone otro punto diferencial de este dispositivo. Por supuesto, no todos los usuarios le sacarán provecho, pero la realidad es que funciona realmente bien y de una forma muy precisa y, para quien lo necesite (por ejemplo, por trabajo), puede llegar a ser indispensable.

Aunque a día de hoy es posible encontrarlo por un poco menos, el precio oficial de lanzamiento fue de 1.010,33 euros. Sí, muy elevado, pero igualmente por debajo del iPhone X. Eso sí, insistimos, hoy ya es posible hacerse con uno por un poco menos.

LG V30

De nuevo pasaremos por el rendimiento y la fluidez sin detenernos demasiado, puesto que a este nivel se presupone el excelente funcionamiento, y poco podrá diferir del de los otros teléfonos mostrados hoy. Y, de nuevo, volveremos a centrarnos en las capacidades fotográficas de este LG V30.

En este caso, la propia compañía hizo hincapié en este apartado durante la presentación. De hecho, el teléfono marcó un hito, al ser el primero en ofrecer un sensor con apertura focal f/1,6 (que, posteriormente, ha sido igualado por el Mate 10 Pro). A falta de poder echarle el guante, las fotografías tomadas con este LG V30 prometen ser impresionantes. También hicieron una profusa demostración de la grabación de vídeo, en concreto de una especie de modo Cine, que arrojaba igualmente unos resultados impactantes en este apartado.

LG V30

¿Por cuánto nos saldrá este teléfono? Pues por el momento no se ha lanzado aún, aunque confiamos en que el precio se situará por debajo de los 900 euros en cualquier caso. Es importante señalar que no acabamos de estar del todo seguros de que acabe llegando a España, por el silencio que guarda la compañía al respecto desde hace ya tiempo, pero sigue siendo una opción interesante.

Xperia XZ1

Este es quizá el que más “choque” de entrada, puesto que su apariencia estética va por un camino muy distinto de lo mostrado por el resto de los teléfonos elegidos y del propio iPhone X. Sony se mantuvo en sus trece y siguió apostando por unos marcos considerables, con esos laterales redondeados tan característicos de la marca. Aunque pueda parecer “anticuado”, no deja de ser una opción para quienes no gusten de las líneas de diseño actuales y, sin duda, le da una “personalidad” en estos tiempos en los que empieza a costarnos distinguir los frontales de algunos dispositivos.

Además, dejando a un lado las consideraciones estéticas, el teléfono se sitúa por derecho propio entre los más grandes. A nivel de “entrañas”, sigue la línea de la mayoría de los teléfonos de gama alta de este año, es decir, que apuesta por el más que contrastado Snapdragon 835, acompañado de 4 GB de RAM. Por este flanco, en principio, no deberíamos tener ningún tipo de problema.

Xperia XZ1

También debemos pararnos en la cámara de este Xperia XZ1, pero en este caso en un aspecto distinto. Por supuesto, las fotografías tomadas con este teléfono tendrán muy buena calidad, pero lo que realmente lo hace especial es su “cámara súperlenta”, que permite la grabación de vídeo hasta a 960 fotogramas por segundo (sí, no me he equivocado). Sin duda, creemos que es una característica que podría interesar a más de un usuario, sobre todo tendiendo en cuenta que el resto de apartados del dispositivos rayan también a gran nivel.

Y nos dejamos lo mejor de este Xperia XZ1 para el final: su precio oficial, que se situó en su momento por debajo de los 700 euros (699, para ser exactos). Remarcamos lo de “en su momento”, porque sin buscar demasiado ya es posible encontrarlo por poco más de 590 euros.

HTC U11+

Este es el teléfono de más reciente presentación. De hecho, se hizo oficial ayer mismo. Se trata de una versión mejorada y ampliada del U11 lanzado a mediados de año.

Con el “morbo” adicional de ser el último flagship de la compañía antes de ser adquirida parcialmente por Google, lo cierto es que seguimos estando ante un teléfono más que competente. Insistimos en que a nivel de rendimiento no tendrá nada que envidiar al resto de los teléfonos citados en esta entrada, pues sus “entrañas” son muy similares, tanto a nivel de procesador como a nivel de memoria RAM.

HTC U11+

En el apartado estético sí da un paso adelante, adoptando las líneas de diseño más modernas y la relación de aspecto 18:9, al mismo tiempo que hace crecer su pantalla hasta las 6 pulgadas. También le da una vuelta de tuerca a unas capacidades fotográficas que ya eran soberbias en el momento del lanzamiento de su antecesor. Mantiene, eso sí, una única cámara, con un sensor muy luminoso (f/1,7) con estabilización óptica, que promete unas instantáneas de gran calidad. Veremos cómo se comporta en el tan deseado “modo retrato”, pero a priori nos deja muy buena impresión. También debemos mencionar sus capacidades sonoras, especialmente en la grabación con cuatro micrófonos para conseguir un efecto de audio tridimensional.

El precio no está confirmado, pero todo apunta a que se quedará en los 799 euros.

Sí, el iPhone X también es un teléfono excepcional

A este nivel, las diferencias vienen marcadas por detalles muy concretos, como la calidad de las cámaras fotográficas. La calidad de los diferentes dispositivo está alcanzando unas cotas tan elevadas que es complicado decantarse por uno en concreto. En este caso, un gran “tamiz” es el sistema operativo, claro, porque aunque ambos funcionan muy, muy bien, siguen manteniendo diferencias esenciales que los hacen únicos. Sea como sea, todos los teléfonos tienen sus puntos fuertes y débiles, porque no existe un dispositivo perfecto.

Como ya dejamos claro al principio, sabemos perfectamente que el iPhone X es un teléfono excelente, pero queríamos mostraros algunas opciones interesantes dentro de “nuestro” ecosistema Android, y recalcar la diferencia de precio existente, especialmente en algún caso. Si pensáis que nos hemos dejado alguno en el tintero o, directamente, pensáis que hay otros teléfonos que podrían hacerle frente al iPhone X “sin despeinarse”, comentádnoslo en los comentarios.

"Treintaypicoañero" y eterno estudiante. Juntaletras primerizo. Aficionado a la tecnología, a los videojuegos, al cine, a la lectura y a otras muchas cosas, en especial si están relacionadas con el ocio.
  • iñaky saez

    Y si metes móviles chinos ya ni te digo…
    Como OP5, mi mix 2… Etc.

    • Jose Morales Ros

      Hemos ido por la vía de teléfono que puedes ir a comprar presencialmente, con 2 años de garantía y marcas de renombre. La cuestión era ya no hacer sangre, sino ayudar a quienes quieren algo muy bueno pero sin gastar tantísimo.

  • Luis Alfonso Vidal Luján

    Cómo antiguo usuario de Apple (cambié un iPhone 5S por un bq Aquaris X pro), te digo que solo el hardware no te va a hacer el tlf, el rendimiento de tener un software hecho para el móvil es algo en lo que Apple va a estar muy por delante de Android, capaz si los fabricantes de Android en vez de hacer capas de personalización se dedicaran más a optimizar el Android a cada teléfono mejoraría más la experiencia (pero seguro tendríamos los precios abultados de Apple), lo otro es que con Apple tienes la tranquilidad de el mejor servicio técnico, con Android tienes que tirar un poco de internet, paciencia y suerte (hablo de la experiencia propia). Para la mayoría de los usuarios que no sepan trastear mucho puede ser frustrante.

    • Jose Morales Ros

      Comparar un gama media no hecho por Google con un terminal hecho por y para Apple… Compara un dispositivo iOS de última hornada con el Google Pixel 2 y vemos. Jeje.

      • Luis Alfonso Vidal Luján

        Compara el gama alta por épocas, en mi caso un iPhone 5S 2013 (antes tuve un Galaxy S3 que en año y medio bajo muchísimo su rendimiento)que hoy en día sigue recibiendo actualizaciones de iOs (que sigue funcionando muy bien, pero ya quería cambiar tlf) con un Galaxy S5 2014 que llegó hasta Android 6.0, o un Nexus 5 2013, que no recuerdo hasta que versión de Android llegó (oficialmente, sin root). Después de 2 o 3 años puedes comparar y volvemos a hablar. Mi punto es que Apple tiene mejor soporte que Android (en general) y después de 2 años Android te deja un poco a la deriva. Te aseguro que si cualquier marca que trabaja de Android, incluyendo los Pixel, ofrecieran ese soporte tendrían esos precios. Y a título personal con la calidad de los gama media premium que hay hoy en día, para el uso que le doy al móvil y para cambiar de móvil en 2 años no me compraría un gama alta Android.

        • Jose Morales Ros

          ¿Alguien ha hablado de soporte? Porque con unos mínimos conocimientos (si ya vamos a entrar), cambias la ROM y el teléfono dispara su rendimiento y soporte. LineageOS, por ponerte un claro ejemplo. Que no te comprarías un Android, perfecto, pero no intentes imponer tu opinión en un medio que se dedica a Android, máxime con argumentos que son verdades a medias, pues si en iOS te quedas sin soporte nada puedes hacer, en Android si.

      • Luis Alfonso Vidal Luján

        También si comparas por benchmark (geekbench, antutu…) en rendimiento un iPhone de la última hornada es mejor que el Pixel 2 XL, y de esta lista solo me gastaría una pasta en el Mate 10 (antes que en un iPhone 8 o X) por el modo PC, sin tener que gastar en accesorios, que fue lo que quiso ofrecer la gente de Ubuntu, lástima que no le salió bien la incursión en el mundo de la telefonía móvil.

        • Jose Morales Ros

          Benchmarks… De acuerdo.